Asteartea,
2024ko Maiatzak21

MugaKultura

loader-image
Durango
1:22 am,
temperature icon 13°C
Humidity 99 %
Ráfagas de viento: 1 Km/h

Socializar mi miedo

MARIA GONZALEZ

Maria González Gorosarri

Acepto la invitación de Pilar Ríos, teniente de alcalde de Durango, llamando a “colaborar frente al grave problema de las agresiones a mujeres ocurridas en Durango, para atajar la violencia” contra nosotras (“Herri akordioa”, Anboto, 06/10/2016). http://anboto.org/komunitatea/PilarRiosRamos/1475735253927

No voy a permitir que la violencia que sufrimos sea utilizada para canalizar el racismo de la sociedad vasca. No conozco a los autores de las últimas agresiones. Sólo sé de un agresor sexual en Durango: Paul Abasolo Amantegi. Además, su foto acaba de ser publicada en dos entrevistas en los periódicos Deia (“No puedo arrepentirme de algo que no hice”, 14/09/2016) http://m.deia.com/2016/09/14/deportes/futbol/no-puedo-arrepentirme-de-algo-que-no-hice  y El Correo (“No soy un enfermo, no puedo arrepentirme de unos abusos que no cometí”, 14/09/2016). http://www.elcorreo.com/bizkaia/201609/13/enfermo-puedo-arrepentirme-unos-20160913203612.html. El mismo titular en dos periódicos diferentes. Tampoco conozco a nadie que no reciba una bronca en la redacción si titula igual que otro medio en una entrevista “exclusiva” a la que nadie más tendría acceso y, mucho menos, publicada el mismo día. El espacio que ocupa la entrevista se cotiza a 6.857 euros la página en El Correo, según las tarifas de 2016. http://www.elcorreo.com/publicidad.html La entrevista ocupó dos páginas en ambos periódicos y no ofreció información exclusiva alguna, ni veraz.

Abasolo declara que él no cometió abuso alguno (“fui condenado injustamente”, “la Justicia tiene fallos, porque me acusaron de unos delitos que no cometí”), cuando la sentencia prueba lo contrario y el indulto lo reafirma. Sin embargo, también tiene lapsus: “¿Por qué otras personas con antecedentes pueden desempeñar trabajos después de sus condenas y yo no?”. Por supuesto, Abasolo miente abiertamente: “la verdad es que ni siquiera estaba en Gernika durante esos días”. El juez mostró pruebas gráficas de que Abasolo estuvo en Gernika únicamente en los días en los que se cometieron agresiones.

Manipula sobre el proceso del indulto: “me lo concedieron en base a tres argumentos. (…) Tercero, y para mí el más importante, que ninguna de las tres chicas se opuso a que se me concediese dicho indulto parcial”. Ninguna de las denunciantes se opuso al indulto, porque no se les informó. Se enteraron cuando el indulto salió publicado en el BOE y ya no cabía recurso alguno. Además, Abasolo pontifica sobre cómo tenemos que defendernos de individuos como él: “Están manipulando y mintiendo. Yo defiendo la igualdad entre hombres y mujeres y creo que hay que terminar con todo tipo de agresiones, sea cual sea el sexo, la raza y la edad. Esta gente no representa al feminismo: actúa desde la violencia, la rabia y la agresividad”. Sin embargo, tiene una vida muy feliz: “Hago una vida muy normal. Vivo en Durango y no tengo ningún problema”.

¿Va a permitir el Ayuntamiento de Durango que se financien con publicidad municipal medios de comunicación que justifican las agresiones a mujeres?

Pilar Ríos se comprometió en 2012 a pedir a la fiscalía que Abasolo entrara en prisión a cumplir los dos años de cárcel que no le indultaron http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20120125/duranguesado/durango-solicitara-fiscalia-abasolo-20120125.html (El Correo, 25/01/2012). Parece que no lo consiguió. También parece que nadie ha visto el certificado de asistencia de Abasolo al cursillo sobre educación sexual con el que le “convalidaron” la pena de cárcel.

Escribí una carta al director de Deia cuando recibieron la noticia del indulto con el titular “Paul Abasolo vuelve a sonreír” https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=287394751321492&id=326286114078467 (28/01/2012), un reportaje sobre el complicado proceso judicial a Abasolo y el inexplicable indulto en http://www.argia.eus/argia-astekaria/2317/abasolo-auzia Argia (“Indultuak zabaldutako zauriak”, 01/04/2012), ),  un post en mi anterior blog “Paul Abasolo: inpunitatearen erasoak” http://albistetan.blogspot.com.es/2013/12/paul-abasolo-inpunitatearen-erasoak.html (Albistetan, 17/12/2013), dos columnas en Gara http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gaur8/editions/gaur8_2014-09-27-07-00/hemeroteca_articles/ustezkokeriak (“Ustezkokeriak”, 27/09/2014 e “Isilpeko heriotza zigorra, 06/02/2016), http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gaur8/editions/gaur8_2016-02-06-06-00/hemeroteca_articles/isilpeko-heriotza-zigorra numerosos tweets y esta última columna de MUGALARI.

Como no conozco a Paul Abasolo ni a quienes activamente le defienden, no considero seguro acercarme a fiestas de Durango.

· Maria Glez. Gorosarri es investigadora

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu