Asteartea,
2024ko Ekainak18

MugaKultura

loader-image
Durango
8:01 pm,
temperature icon 22°C
Humidity 71 %
Ráfagas de viento: 8 Km/h

¿Seguimos desmintiendo mitos?

Leire Gandiaga

Leire Gandiaga

La última vez que nos pusimos a desmentir mitos juntos hablábamos de desinformación o, cuanto menos, de información distorsionada. Pues parece que a esa realidad inalterable le tenemos que sumar la sobreinformación, este atosigo de noticias referentes a un virus con forma de corona.

La suma nos da un escenario monotemático que, por desgracia (pero también por lógica), ha desplazado del foco de atención otra de las grandes luchas que tenemos como sociedad. Así que, para cambiar de tema y para seguir teniendo en mente que cuando todo esto acabe también deberíamos priorizar la salud, aquí os desmentimos otro puñado de mitos:

-Si la capa de ozono se recupera es que no hay crisis climática.

Si bien es cierto que en los últimos años el agujero en la capa de ozono se está reduciendo, esto no ahorra al planeta ningún calentamiento. Esta grave lesión en la capa de ozono fue causada por algo tan aparentemente inocente como los aerosoles y las instalaciones de refrigeración, además de pesticidas y disolventes. Todos estos elementos generan gases CloroFluoroCarbonos (CFCs), que son generados principalmente en las ciudades y tienen una larga vida. Los CFCs desde sus puntos de emisión viajan hacia los polos a través de la circulación atmosférica y destruyen el ozono en la Antártida durante los meses de septiembre y octubre porque solo allí se dan las condiciones necesarias para la reacción química: temperaturas muy frías combinadas con radiación solar.

Por lo tanto, paradójicamente, el hecho de que el agujero se haya reducido no es señal de una mejora en la calidad del aire ni del calentamiento global, si no que se debe a que las temperaturas en el hemisferio sur, en la Antártida, han incrementado considerablemente en los últimos años. De hecho, según una conferencia de expertos celebrada el año pasado, la recuperación total de la capa de ozono de la Tierra no tendrá lugar hasta el año 2060 aproximadamente, cuando se restablezcan los valores existentes en 1970, antes de que surgiera el problema.

-Los aerogeneradores son letales para las aves.

La muerte de aves y murciélagos por colisión con aerogeneradores es muy inferior a las que se producen por otras actividades humanas como carreteras, ferrocarriles, edificaciones o gatos domésticos, además de las ocasionadas por la propia contaminación atmosférica que la energía eólica ayuda a evitar.

Cada proyecto de energías renovables debe acompañarse de un estudio de impacto ambiental para su aprobación por las autoridades competentes, que establece si el emplazamiento es compatible con la vida natural del entorno y si es necesario adoptar medidas correctivas para minimizar dichas afecciones. Como ejemplo, 400 aves mueren al año en España por culpa de las palas de los aerogeneradores, mientras que hasta cinco millones lo hacen víctimas de la caza ilegal. Sacad vuestras propias conclusiones…

– Las subvenciones a las energías renovables son las culpables de la subida de la tarifa eléctrica.

Siempre se ha dicho que las ayudas a las renovables han hecho que nuestro recibo de la luz sea cada vez más caro; pues bien, solo nos han enseñado la nata que adorna el pastel. Estas ayudas a las renovables se dan por dos motivos nobles: primero, por su contribución al desarrollo tecnológico y, segundo, por el ahorro de emisiones que generan. El verdadero motivo de la subida del precio de la luz se da, fundamentalmente, por la decisión política de mantener en el tiempo un precio artificialmente bajo de los combustibles fósiles y por un aumento del coste de los mismos. ¿Y cómo han conseguido esto? Pues sencillo. Mientras las EE. RR han reflejado desde su inicio el 100% de sus costes en la tarifa, las convencionales y las nucleares solo han reflejado parte de sus costes totales; es decir, se han hecho pasar por más baratas de lo que realmente son. Dos ejemplos sencillos: 1) Los casi 17.000 M€ que nos quedan por pagar del desmantelamiento nuclear y 2) El Impuesto Especial sobre la Electricidad (IEE) creado para fomentar el carbón nacional, algo correcto en parte, pero que viene lastrando nuestros recibos.

Como dato final: la nuclear recibió en sus inicios unas ayudas 40 veces superiores a las de las renovables (Informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente-2006).

– Los vehículos eléctricos son más caros.

No será hasta 2025 (EV Outlook 2019| Bloomberg NEF) cuando se consiga la paridad de costes entre dos vehículos homólogos de distinto tipo de propulsión. Y es que, a pesar de que el vehículo eléctrico requiera de una inversión más fuerte en la actualidad, el coste a lo largo de su vida útil empezará a ser menor en versiones eléctricas dentro de apenas unos años. Esto se deberá, principalmente, al gran ahorro en combustible (1.5€/100km frente a 5.5€/100km) y a sus bajos costes de mantenimiento (un 42% inferiores según Renault). Sin embargo, su despliegue se verá condicionado principalmente por la implantación de la infraestructura de carga; para lo cual, ya se tienen planes muy ambiciosos.

– La principal fuente de contaminación en las ciudades proviene de las calefacciones.

En esta cuestión creemos que se está poniendo mal el foco. El principal problema en las ciudades no es la contaminación atmosférica asociada a los Gases de Efecto Invernadero (GEI), que también, sino los problemas de salud pública y degradación de la calidad del aire que están provocando más de 30.000 muertes prematuras al año en España. Y esta medalla se la tenemos que colgar a los famosos NOx que son unos gases extremadamente nocivos que expulsan nuestros vehículos diésel y, en menor medida, los de gasolina. Para más inri, a esta evidencia le tenemos que añadir la concentración masiva que se suele dar en estos núcleos urbanos y si ya rodeamos la ciudad de industria y de montañas que hagan de embudo… Deberíamos cambiar de percepción en este sentido e interiorizar que, no solo destruimos el planeta, también nuestra salud y la de los que están por llegar. A la vista está, si nos asomamos a los balcones de las ciudades más grandes de España, cómo en los últimos días la neblina de contaminación acumulada sobre ellas ha desaparecido, con cientos de miles de calderas encendidas y ningún coche en nuestras calles.

Esta última reflexión nos viene muy bien para cerrar y, si nos permitís, para haceros pensar. Estamos aguantando el tipo como campeones en nuestras casas, todo por nuestra salud y, sobre todo, por la de nuestros mayores que son los más vulnerables. Cuando todo esto acabe, ¿por qué no seguir con la salud por bandera? Si encima no nos vamos a tener que quedar en casa… Venga, que sí, esta segunda lucha por nosotros, los más jóvenes.

· Este texto está escrito en equipo compuesto por Sara de la Fuente, Leire Gandiaga y Ander Zubiria. Son informaciones muy amenas y, sobre todo, de las que podemos aprender tanto que merecen que les sigas en sus redes sociales. ¡Nos queda tanto por reaprender! Su marca en Facebook e Instagram es DurangoKlima

Logo

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu