Asteazkena,
2024ko Maiatzak22

MugaKultura

loader-image
Durango
5:11 pm,
temperature icon 16°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 16 Km/h

Que resista la tradición de cantar a Santa Águeda

RAFAEL HIDALGO

¿Cómo llegó a calar en el País Vasco la tradición de cantar la coplilla el día 4 de febrero -fecha en la que se conmemora a Santa Agueda- y que más abajo aparece? Pues, no se sabe. Lo que si está claro es que esa señora, de nombre Ágata (para nosotros Agueda) fue una mujer siciliana -se supone que de arrebatadora belleza- que fue encarcelada y torturada en el siglo III d.C. cortándole los pechos a resultas de lo cual murió -porque se negó a casar con el gobernador de la isla italiana-.

En Barakaldo, en las faldas del monte Arroletza existe una potente ermita dedicada a la santa desde a la que se accede en 12 minutos en coche  desde el citado pueblo en la que existe una imagen de la santa con un gran parecido -coincidimos el cura y yo en ello- con la que fue vicelehendakari con Ibarretxe (¿se acuerdan de ella ?), Idoia Zenarruzabeitia.

No se sabe el porqué de esa tradición ni de cuando data pero me quedo con lo que se dice de la función que cumplen los garrotes al golpear el suelo marcando el ritmo de la canción porque me parece realmente bella e imaginativa ya que no es otra que la de «despertar a la tierra anunciándole que la primavera está al llegar».

La letra de la canción dice así :

Aintzaldun daigun Agate Deuna
bihar da ba Deun Agate
etxe honetan zorion hutsa
betiko euko al dabe.

Santa Ageda bezpera dugu
Euskal Herriko eguna
etxe guztiak kantuz
aukeratua duguna.

Bera-Kruz tik etorri gara
taldean neska-mutilak
Santa Ageda omenez hartuta
soinuaz eta makilaz.
Bat, bi hiru… Eup!

Que más o menos, o sea gutxi-gora behera, viene a significar en castellano, que:

Santa Águeda, que nos está glorificando. Mañana es tu día. Esta casa es pura felicidad ¿Durará para siempre? Tenemos la víspera de Santa Agueda. Día del País Vasco. Todas las casas cantándolo que hemos elegido. Venimos de Bera-Kruz, niños y niñas en el grupo. En honor a Santa Águeda con sonido y palo. Uno, dos, tres… Eup!

Esperemos que esta tradición resista el paso de los tiempos, no como otras que lamentablemente pasaron a la historia.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu