Ostirala,
2024ko Maiatzak24

MugaKultura

loader-image
Durango
1:05 pm,
temperature icon 19°C
Humidity 45 %
Ráfagas de viento: 7 Km/h

Ana, de Avilés, el covid y los viejos de 40

PABLO ARANDA
Pablo Aranda

· Doctor en medicina deportiva

 

Hojeando un periódico me llamó la atención días atrás la opinión de una veinteañera, Ana de Avilés, que decía literalmente: “Después de vacunarse los mayores deberíamos haber ido nosotros. Queremos hacer cosas. No van a salir los de 40 años, ¿no?».

No voy a negar que en un primer momento esto me género indignación, mucha. Lo cierto es que pensándolo más fríamente no sé si por el hecho en sí del reflejo de la grandísima insolidaridad y egoísmo de la sociedad actual, especialmente reflejada en parte de la juventud, o porque su observación me ponía en la situación de ser ya viejo y cascado para hacer cualquier actividad lúdica.

Y mientras daba vueltas a todo esto iba ascendiendo hacia el monte Eskuagatx desde Mañaria resoplando en uno de mis entrenamientos y pensando si aquello realmente lo podría hacer un viejo. Entonces es cuando trato de analizar un poco mi vida mirar hacia atrás, mirar a mis mayores y tratar de ver si la frase de Ana de Avilés tenía algún fondo de realidad.

Lo cierto es que la vida laboral empieza pronto, para unos antes,   y para los que hemos estudiado carreras universitarias algo después, pero todos jóvenes e inmaduros y claramente poco preparados para el trabajo que tenemos que realizar….. nos pasamos los primeros años tratando de absorber, de aprender, de tomar pocas decisiones que puedan resultar trascendentales y de demostrar nuestra valía a base de trabajo y dedicación.

Por otro lado cuando llegamos a cierta edad, quizás alrededor de los 60 años, empezamos a ver la meta cerca, suficientemente cerca para que ya no nos motive tanto nuestro trabajo, nuestros años mozos de pelea pasaron y ya no nos apetece ni tomar decisiones ni ser imprescindibles, sino quizás empezar a planear un merecido descanso futuro que se acerca inexorablemente.

Continúo mi carrera por nuestros montes superando Ekuagatx y acercándome hacia la cruz de Saibigain. Y sigo dándole vueltas entonces a cuál es la situación de las personas entre 40 y 60 años: somos demasiado viejos para salir, según nos cuenta Ana de Avilés, pero demasiado jóvenes para jubilarnos. Y  caigo en la cuenta de que realmente somos los que movemos el mundo, sin desmerecer a nadie, sin quitar valor a ninguna persona, pero la realidad es que cuando pasas los 40 tu proyecto de vida está claramente definido laboralmente, llevas los suficientes años para ser una persona formada y con capacidad de tomar decisiones. Y lo que es más importante: sin miedo a tomarlas, y aún eres suficientemente joven, Ana, para comerte el mundo ya que te queda tiempo para ello, mucho, y esto no se limita únicamente al ámbito laboral ya que en este momento de la vida con la estabilidad alcanzada es cuando nos apetece «hacer cosas»: salir, viajar,  conocer nuevos lugares y en resumidas cuentas descubrir el mundo que no nos ha dado el tiempo o el dinero hasta este momento.

Así que Ana, por favor, no seas tan egoísta, que no te ciegue el botellón, hay vida más allá del parque de Zuhatzola de Durango a las once de la noche del sábado. Como bien dices, la vacunación empezó correctamente por las personas mayores y después, ahí te equivocas, sí que hemos ido los demás, los que teníamos que ir. Primero, por solidaridad y, segundo, porque si quieres tener trabajo mañana, déjanos que sigamos tirando del carro hoy los viejos mayores de 40, quizás algún día reflexiones sobre esta frase y caerás en la cuenta de que eras demasiado joven, qué decías tonterías y que no veías más allá de tu ombligo o quizás no, pero entonces ya tendrás más de 40 y ya serás una de las personas que tendrán que tirar del mundo y espero que seas más solidaria que hoy.

Continúo, Ana, mi carrera de Mañaria a Durango tras 25 kilómetros corriendo por el monte a mis 46 añazos y llego a la conclusión de que aún soy joven, muy joven, y que eso no depende de la fecha de nacimiento, sino de lo que sienta cada uno, solo es viejo el que quiere serlo.

0b42aa63-4b0c-4d65-9dbf-3f067ad64c1d

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu