Igandea,
2024ko Maiatzak19

MugaKultura

loader-image
Durango
7:15 am,
temperature icon 13°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 3 Km/h

El misterio de los votos perdidos

Niko Moreno

Niko Moreno

El misterio de la mesa de Bermeo. O el de la mesa de Etxano. O el de tantas y tantas mesas cuyo verdadero resultado, nadie sabe cómo ni por qué, permaneció alterado desde el domingo hasta el viernes. Durante cuatro días y medio, el PNV fue más vencedor de lo que en verdad había sido, y EHBildu era menos segunda que lo que realmente le correspondía.

Con estos números, se dispararon las cuentas, empezaron a aflorar las quinielas y se pusieron en marcha las conversaciones. Sin embargo, al quinto día vino la revisión. Primero el voto del C.E.R.A., el de las personas que residen en el extranjero, que otorgó más votos al PNV que a EHBildu. Ya estaba hecho, se decían: la diferencia aumenta, ergo el duodécimo parlamentario es del PNV. Error de principiantes: el sistema D’Hont es así de maquiavélico; a pesar de sacar más votos, el cociente perjudicó a los jeltzales y el parlamentario nº 12 empezó a desinflarse. Lo sabían pero decidieron publicar lo contrario. Los ánimos antes que la verdad.

Luego 63 votos en Etxano, 119 en Basauri, 2 por aquí, 3 por allá… un goteo constante de votos de EHBildu que, por alguna razón, no habían sido correctamente computados. Pero el trabajo, impresionante, de docenas de personas que, una por una cotejaron todas las mesas de Bizkaia, hizo justicia. El pueblo había decidido que EHBildu tuviera 5 representantes y así se confirmó. Yo, que sólo conocía las noches electorales, el viernes tuve el placer de disfrutar de un mediodía electoral. El PNV sólo reconoció la confirmación cuando los teleberris ya habían acabado.

Primero el Partido, después la verdad.

· Niko Moreno es miembro de la Ejecutiva de Bizkaia de EHBildu

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu