Larunbata,
2024ko Martxoak02

MugaKultura

loader-image
Durango
10:29 am,
temperature icon 12°C
Humidity 73 %
Ráfagas de viento: 65 Km/h

La conjunción de los planetas

 

Rafael Hidalgo Segurola

Rafa Hidalgo

Han tenido que alinearse -conjunción se llama en términos astronómicos-  varios planetas para que se haya producido una conmoción en la composición de los partidos políticos componentes del Ayuntamiento de Durango. Por un lado, que la diferencia entre el número de concejales entre PNV y EH Bildu se haya mantenido en uno favorable a los primeros.

Por otro, que Herriaren Eskubidea haya alcanzado a través de María Oñate su plaza como concejala, que hace la cuarta para su partido. Si a esas circunstancias se añade la desaparición del concejal del PP, no se porqué, denominado «el rey de la abstención» que es la forma más inane de pasar por la vida política, pues eso, todas esos hechos han propiciado que la conjunción planetaria política haya tenido lugar, tras los 40 años que el PNV haya permanecido en el poder, superando con holgura el tiempo que estuvo Franco al mando de los divinos destinos de España.

Habría que añadir que todos esos movimientos producidos han tenido un aliado que en cierta manera ha resultado decisivo, que no es otro que la torpeza conque el equipo de gobierno ha tratado los asuntos de la utilización de los terrenos de ETS y el empecinamiento en negar los problemas que aquejan al pueblo en materia de polución atmosférica. Su principal fallo ha sido el ignorar que «dirigir es anticiparse» y ese equipo siempre se ha movido en estos temas -y otros- como el rabo del perro, por detrás, es decir, no ha dirigido.

Afortunadamente -y es que la razón no suele tener mas que un camino-, los dos partidos progresistas que han estado en la oposición, tienen varios importantes puntos coincidentes en sus programas de gobierno, en eso que ahora les da por llamar a los políticos de manera cursi «hoja de ruta» y que además exista un buen  feeling entre ellos.

Mimbres hay, programas y voluntad también, seguro que cometerán errores, por aquello de que estrenan poder, pero es de esperar y desear que no sean graves. Así que, venga, a  ponerse el buzo y al tajo, que  hay mucho por hacer.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu