Astelehena,
2024ko Martxoak04

MugaKultura

loader-image
Durango
10:43 pm,
temperature icon 8°C
Humidity 95 %
Ráfagas de viento: 2 Km/h

Invitación a un concierto de txistu, instrumento tan famoso como desconocido

Sergio Torices

Mañana, sábado, a las 19:30 horas tendrá lugar en la iglesia de San Francisco el ya habitual concierto de Silboberri txistu elkartea enmarcado dentro del ciclo ‘Txistua XXI. Mendean’. Les puede extrañar el nombre del ciclo a los que no conozcan a Silboberri o no hayan disfrutado nunca de uno de sus conciertos, pero no así a los que hemos tenido la suerte de hacerlo.

SILBOBERRI-basilica 051

Silboberi Txistu Elkartea es una asociación integrada por profesores, alumnos y simpatizantes del txistu, y que desde Durango nos ofrece este evento, trabaja amplificando el pulso del txistu contemporáneo. Divulga su repertorio, genera nuevo y colabora en la investigación y desarrollo organológico del instrumento.

Silboberri representa una I+D+I –investigación, desarrollo e innovación– en el panorama de la cultura vasca cuando recupera repertorio inédito de legados musicales, cuando promueve concursos y publica obras, cuando genera nueva música a través de sus encargos, y cuando trabaja para conseguir modelos de instrumento con los que se pueda abordar la música imaginada.

El concierto de mañana es buena prueba de ello.

Tiene dos partes bien diferenciadas. El la primera, la más contemporánea,  el txistu y el acordeón serán los protagonistas, tanto en dúo como por separado. De la segunda parte, más clásica, se encargará únicamente el txistu y su familia, en diferentes formaciones y con la incorporación del recién estrenado txistu bajo, el verdadero bajo de la familia del txistu y una octava más grave que él.

Abrirá el concierto la obra Divertimento (2015) para txistu y tamboril ad libitum, de Luis de Pablo (1930). Es una sorpresa para el repertorio de este instrumento, ya que se trata de la primera y por el momento, única obra del compositor para txistu. El título ‘divertimento’ subraya el espíritu ligero de las cuatro partes de las que consta la obra, una obra breve con referencias al mundo pastoril y con pinceladas de juego y danza y cuyas cuatro partes se ejecutan sin interrupción:“Recitativo”, “Burletta”, “Melodía antigua” y “Final”.

Le seguirá a esta obra Arinka de Félix Ibarrondo, un trabajo compuesto para acordeón en 2003 que cumple ahora doce años de existencia, y que quizá por el ritmo que le invade se antoja atemporal y que ya ha encontrado un lugar privilegiado en el repertorio acordeonístico vasco.

La tercera obra será Haize-orratz, para txistu y acordeón, de Gabriel Erkoreka, exigente, compuesta en 2007, que representa la música desde la contemporaneidad, la poética de la actualidad y la innovación con identidad.

Terminará la primera parte con la segunda obra de Felix Ibarrondo, Eziñerutz. También para txistu y acordeón. Un mundo sonoro que desafía los límites de ambos instrumentos. Es una partitura que promete hacer historia desafiando límites con un trío sonoro de txistu, tamboril y acordeón tan poco usual en la música de vanguardia como fundamental en raíces vascas. Su título subraya el desafío: Eziñeruntz, “hacia lo imposible”…

La segunda parte del concierto, mucho más clásica, comenzará con la obra Gure Olerkariak, de Isidro Ansorena, con variaciones a dos voces, basada en la archiconocida melodía de “Maritxu nora zoaz” interpretada por dos txistus bajos.

Le seguirá Fantasía para Silboberri, primer estreno absoluto de la velada, del maestro Tomás Aragüés, para dos txistus, silbote y bajo, en la que el Txistu Bajo tiene un  notable protagonismo. De ahí que la introducción corra exclusivamente a su cargo, con una primera fase de “precalentamiento” a lo largo de los primeros compases, seguida de una exposición de la primera idea temática que luego retomarán el silbote y los dos txistus. A partir de ahí sigue otra idea más melódica en la que los 4 instrumentos siguen teniendo su protagonismo.

A parte de dar un cierto protagonismo al txistu bajo, el compositor ha pretendido que todos los componentes del “cuarteto” tuvieran un papel relevante, huyendo de la vieja teoría de que la primera voz lleva la melodía y las demás…. pobrecitas… la acompañan.

Y para terminar el concierto, el segundo estreno de la noche, Azul, variaciones  de Francisco García Álvarez, escrita para cuatro txistus con sus respectivos tamboriles. En palabras del autor, “se plantean unas variaciones sobre un pensamiento abstracto que es azul, una ensoñación sobre sonoridades. Bajo un sustrato repetitivo, surgen nuevas ideas que, a su vez, generan repetición en el lugar de las anteriores y así sucesivamente. Se forma un conglomerado sonoro que sugiere una continuidad circular en el tiempo.

En resumen, un concierto variado y redondo, en el que se ven perfectamente reflejadas las posibilidades actuales de un instrumento tan famoso pero a la vez desconocido en muchos aspectos, como es el txistu.

* Sergio Torices (Iruñea, 1978) es profesor de txistu en el conservatorio Bartolome Ertzilla de Durango y presidente de Silboberri en Silboberri txistu elkartea

SILBOBERRI-basilica 025Bajos

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu