Asteartea,
2024ko Maiatzak21

MugaKultura

loader-image
Durango
11:53 am,
temperature icon 15°C
Humidity 62 %
Ráfagas de viento: 19 Km/h

¿Grandes superficies? En Durangaldea tenemos el mejor pequeño comercio de Bizkaia

Javi Arrieta

Javi Arrieta

Cuando era niño solía ir con mi familia a Baiona, a pasar el día a Iparralde. Mi padre, comerciante, -al igual que mis aitites, mi hermano y yo mismo-, aprovechaba la ocasión para traer artículos que aquí no se encontraban para luego venderlos él mismo en su carnicería en Durango.  Recuerdo la ilusión que nos hacía a los tres hermanos entrar en aquella tienda gigantesca que era el Carrefour, aunque entonces su tamaño fuera muy inferior al de los actuales. Aquí, por supuesto, todavía no conocíamos nada parecido.

Ya con más años recuerdo también la expectación que generó la apertura del Maxi Eroski y asimismo la preocupación de mi padre por lo que pudiera suponer para su negocio.

Desde entonces ha llovido mucho y la ilusión que sentía de niño se ha ido tornando en preocupación al ver cómo con la apertura descontrolada de grandes superficies a lo largo y ancho de todo el territorio se han perdido por el camino cientos de pequeños comercios.

mugalari-logo

Afortunadamente, hasta hace poco en el Duranguesado, nuestros políticos han tenido la honestidad suficiente para que las leyes de las que nos dotamos para proteger de estos gigantes al comercio local se cumplan y así a día de hoy, aún a riesgo de parecer de Bilbao, en el Duranguesado tenemos el mejor pequeño comercio de Bizkaia, algo de lo que todos deberíamos estar orgullosos.

El crecimiento de grandes superficies es inversamente proporcional al crecimiento del pequeño comercio de los núcleos de población adyacentes. Esto es una verdad sabida por todos, incluidos aquellos que están dispuestos a ponerles alfombra roja.

No voy a hablar aquí del enorme esfuerzo que supone mantener cualquier negocio abierto, pero sí me gustaría señalar la importancia que tiene su existencia.

Cuando protegemos el  pequeño comercio no protegemos solamente los intereses de los comerciantes, sino también a sus empleados, a los arrendadores que alquilan sus locales, a los electricistas, carpinteros, pintores, fontaneros, albañiles que preparan sus establecimientos, a los decoradores, fabricantes de consumibles, diseñadores informáticos, proveedores de todo tipo, y a un sinfín de profesionales que venden sus productos y servicios a estos pequeños comercios. También a las arcas municipales de todos con los impuestos.

Cuando protegemos el  pequeño comercio también estamos protegiendo la vida en las calles de nuestros pueblos, algo que no se puede conseguir de otra manera. Si alguien sabe alguna que lo diga. ¿Sabían que la tendencia actual de los modernos centros comerciales es simular la vida en los pueblos? ¡Qué disparate!.

Yo creo firmemente en la libre competencia y en el progreso, cada consumidor debe poder elegir dónde comprar y debe tener la oportunidad de comprar lo mejor al mejor precio, pero no tiene sentido que se ponga alfombra roja a a macroempresas que sólo  velan por sus intereses, que ya tienen sus espacios copados y que lo único que quieren es copar el de los demás, para eso son macroempresas y así tiene que ser. No les importa un bledo la vida en la calle ni la calidad de vida de la gente.

Tenemos que preguntarnos qué nos importa a cada uno de nosotros. Elegir entre que haya ambiente en las calles de nuestros pueblos o que haya ambiente en el centro comercial de turno, entre que la riqueza se quede aquí o que marche fuera.

*Javi Arrieta (Durango, 1971) es juntero de la asociación de comerciantes Dendak Bai

Tu publicidad en Mugalari

SALTSAN BANNER FACEBOOK

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu