Osteguna,
2024ko Uztailak25

MugaKultura

loader-image
Durango
6:44 am,
temperature icon 20°C
Humidity 94 %
Ráfagas de viento: 3 Km/h

Mi final de primavera, no luce el sol

Fisa

Ritxar Acosta ‘Fisa’

· El durangués Ritxar Acosta ‘Fisa’ es el entrenador del equipo sub-18 del DRT/ERT

Fotos: Luis Iturrioz y Pedro Moreno

Terminaba la temporada 2015/2016, y antes de los dos últimos partidos, ya habíamos conseguido el objetivo de la permanencia, con los sénior del Durango Rugby Taldea. Organizando la siguiente temporada, bajo previo aviso de no seguir con ellos, la dirección deportiva, me propone entrenar a los sub 18, compaginándome con el elorriarra David Palacios, que ha sido mi compañero de banquillo.

Logramos un equipo compuesto por  jugadores de Durango Rugby Taldea y Elorrio Rugby Taldea, que vienen pegando fuerte. Comenzamos la temporada, sin apuntar mi alto en la clasificación, y sin perder lo más importante, su  formación como jugadores. Transcurrida la camapaña y analizándola, vemos la posibilidad, de que el año siguiente, disputemos el campeonato de Euskadi.

IMG-20180430-WA0023

Comenzamos en septiembre, marcándonos objetivos para la primera fase del campeonato. Cuando termina esta fase y tenemos el objetivo en el bolsillo, nos marcamos el reto de quedar entre los 4 primeros. Cumplido, este también, nos encontramos en la semifinal con el mejor clasificado de la liga, el Ordizia RT.  Sábado por la tarde, con un calor, más bien de verano, nos presentamos en su campo, dispuestos a competir, para llevarnos la victoria. “Dicho y hecho”, jugamos ese partido con mucha intensidad, seriedad y disciplina defensiva, y aprovechamos las oportunidades que nos dio el rival, para poder ganarles por un margen pequeño, que nos daba el pase a la final. El Zarautz, nos espera.

IMG-20180430-WA0016

Sábado 28 de abril de 2018, 11:00 horas en el campo Asti de Zarautz, nos esperaba la gran cita. Tras varios entrenamientos planeando la estrategia, hacia las 9:45 llegábamos en autobús, con los nervios de un evento tan importante, para un deportista. Todos sabíamos lo difícil que iba a ser de ganar ese partido.

Quien lo hiciera, lo haría sufriendo y no por un resultado aplastante. Sabíamos a lo que veníamos y estábamos convencidos, de lo que teníamos que hacer, en el terreno de juego. Con unas 800 personas, de las dos aficiones y seguidores del rugby, comienza el partido. En los primeros compases, parece que el juego es parejo, pero el rival, ha salido un poco más ansioso que nosotros, y consigue sus primeros puntos.

Nosotros seguimos con nuestra estrategia, pero con unos fallos defensivos, nos vuelven a marcar dos veces más. Desde el área técnica de los entrenadores, les recordamos a que tenemos que jugar, y seguimos animándoles para que no se vinieran abajo y antes del descanso, vamos acortando la distancia de puntos, que tenían sobre nosotros.

IMG-20180430-WA0017

Primera parte, 5 minutos de descanso, una charla breve y explícita, y a por todas. Poco a poco, vamos imponiendo nuestro juego y ritmo de partido, pero en los últimos metros, decisivos para sacar puntos, fallamos o nos defienden, y el reloj va en nuestra contra. Parece que el sol quiere salir y alumbrarnos, pero solo conseguimos unos rayos.

A mí alrededor, solo oigo ánimos e instrucciones a los chavales y aunque seguimos acortando la distancia de puntos, no es suficiente, porque ellos también sacan tajada de nuestros errores y el tiempo se termina. Con el cronómetro en mano, me doy cuenta, de que esto se acaba y que nos vamos a quedar con la miel en los labios y de repente… final de partido.

Mis ojos ven a los ganadores saltando de alegría y a mis chavales, cabizbajos. En la primera parte nos pusieron una losa muy pesada de puntos, que no pudimos darle la vuelta.

IMG-20180430-WA0018

Saludo y felicito a los entrenadores, del equipo del Zarautz, pero en mi mente no hay alegría ni tristeza, ni ganador ni perdedor, solo hay una situación, la que me voy a tener que enfrentar en unos minutos con mis chavales. La que un entrenador no quiere tener gamas. Una charla, post-partido, con un equipo, abatido.

¿Qué les voy a decir a unos chavales que acaban de perder su mayor ilusión deportiva, del momento? ¿Qué les voy a recriminar, si jugaron como queríamos, dieron todo lo que tenían y tuvieron actitud competitiva hasta el último momento? Tras recibir la copa de subcampeones, nos fuimos a una esquina, donde nadie queríamos estar.

IMG-20180430-WA0019

Con la voz entrecortada, empecé a intentar motivarles, pero solo veía ojos llorosos, que me miraban, como las vacas al tren y que lo que yo estaba diciendo, casi que se lo llevaba el viento. Nos repusimos poco a poco con un abrazo entrenador- jugador. Les felicité por el partido disputado y el subcampeonato, y así fue llegando la calma, pero con esa espinita clavada de… «lo hemos tenido muy cerca”.

IMG-20180430-WA0021

Después del tercer tiempo, y del estrés de un partido así, ya en mi casita, descansando en el sofá, mi mente vuelve al partido, y esta vez sí hay clasificación: Hemos quedado segundos de Euskadi y pienso: hubiera sido bonito celebrar mi cumpleaños el día 6 disputando el Campeonato de España que juegan los ganadores de cada autonomía.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu