Astelehena,
2024ko Martxoak04

MugaKultura

loader-image
Durango
7:17 pm,
temperature icon 10°C
Humidity 93 %
Ráfagas de viento: 7 Km/h

Fiestas, política y 1,8 millones más pobres en Berriz

Nieves

Nieves Pérez

Como berriztarra, joven, mujer y, ante todo, persona, ha sido leer el comunicado del PNV en respuesta a la reunión que tuvo con algunxs de lxs representantes de la Plataforma 1,8M (con nosotrxs, conmigo) y darme, sencillamente, rabia. La rabia es una mezcla entre falsedad, mentiras, juego sucio, caras sonrientes por aquí y puñaladas traperas por allá.

Todo empezó cuando hace dos meses al Ayuntamiento de Berriz le llegó una multa desde la Sala de lo Contencioso Administrativo de Bilbao de 1.800.000 euros, nada más y nada menos, por irregularidades urbanísticas.

Llámese irregularidad otorgar a dedo un proyecto a una empresa, aún no presentando todas las bases requeridas en el concurso. No sé como no se les puede caer la cara de vergüenza cuando van por la calle. No se si dormirán bien por las noches o el cargo de conciencia les susurra al oído.

No sé si saben lo que es escuchar al pueblo y, si es así, tengo dudas de si quieren entenderlo. No sé cuándo se van a dar cuenta de que su chollo se les está terminando, que a la ciudadanía no se les puede tratar así, que yo no tengo ningún interés en ocupar una silla en su querido y estimado ayuntamiento, que sólo quiero que, aunque sea, bajen su cabecita y asuman responsabilidades.

Porque yo no hablo en nombre de EH Bildu, ni de Podemos, ni del PACMA… ni en nombre de todxs aquellxs que por no «meterse en líos» no van a las asambleas, no dialogan con gente tan diversa como son sus vecinxs, y no quieren darse cuenta de que nos tratan como a marionetas, es más, no hablo ni en nombre de la plataforma.

Hablo en primera persona, porque tantas mentiras en un folio me dan asco, porque si las mentiras fuesen oro, el PNV sería (aún más) rico. Me hace mucha gracia cuando se les llena la boca al decir que no hay que mezclar política con fiestas; a ver, señorxs, que en la vida todo es política. ¡Queramos o no!

Y si salimos a la calle a recoger firmas en plenas fiestas, tened por seguro que lo hacemos a posta, a posta porque sabemos que habrá gente en la calle, a posta porque queremos que la gente se entere de vuestros tejemanejes, a posta porque yo no tengo un despacho en un antiguo palacio donde me aíslo del pueblo, escribo una cartita llena de hipocresía, la imprimo con dinero de todxs (queramos o no) y la buzoneo un día antes de fiestas… Porque eso tampoco es política, ¿no?

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu