Igandea,
2024ko Maiatzak19

MugaKultura

loader-image
Durango
7:43 am,
temperature icon 13°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 2 Km/h

Cruz Roja: de pregoneros solidarios a vernos mañana en Discovery Channel

Leire

Leire Hierrezuelo

En 2016, como otros años, Cruz Roja Cádiz ha puesto en marcha el dispositivo especial para la Operación Paso del Estrecho, entre junio y agosto. Durante estos meses los compañeros piden ayuda para poder realizar la cobertura al resto de comunidades autónomas y así nos juntamos allí voluntarios de diversas asambleas, con diferentes acentos, un montón de experiencias vividas y muchas horas por delante para compartir con quienes se convertirán en grandes compañeros y amigos.

14805633_10207969730337500_403869690_n

Este año, desde tierras vascas hemos acudido en diferentes fechas 11 voluntarios y voluntarias de Cruz Roja Euskadi, diez de los cuales somos voluntarios de Cruz Roja de Durango, asamblea que ha sido pregonera y txupinera de las fiestas de la villa que finalizaron el domingo. Algunos de ellos repetían experiencia con la misma ilusión de años anteriores y otros iban por primera vez con nervios pero muchas ganas a vivir el voluntariado en Algeciras.

En un hotel cerca del inmenso puerto de Algeciras nos hemos alojado, invadiéndolo casi por completo y haciendo uno más de nuestra familia a camareros y recepcionistas, que nos han tratado estupendamente bien y gracias a ellos no hemos echado en falta el arroz de los domingos de amatxu o la almohada de casa.

cruz 1

Divididos en diferentes grupos hemos hecho guardias de 24 horas en el puerto, que es como una ciudad y en la que en estas semanas pasan unos 250.000 vehículos llevando casi un millón de viajeros. En las interminables colas que realizan quienes viajan kilómetros y kilómetros para volver de vacaciones a sus países de origen desde diferentes puntos de Europa, encontramos de todo: niños jugando al fútbol, conductores exhaustos durmiendo en mantas al lado de sus vehículos y mucha gente con ganas de llegar al destino de sus largos viajes.

En medio de todo esto, necesitan ayuda para poder seguir y allí estamos nosotros; para darles botellines de agua en los días de calor gaditano asfixiante, trasladarlos al hospital para valoración médica, curando sus heridas o charlando, entre otras acciones.

Además de todo ello, también tenemos una guardería donde poder recibir a los niños y niñas que a pesar de llevar horas y horas en un vehículo no han perdido las ganas de jugar en un castillo inflable. En los ratos en los que no nos solicitan nosotros también aprovechamos para conocernos mejor y así hablamos de cómo se organizan en la Cruz Roja andaluza, la Cruz Vermella de Galicia, la Creu Roja catalana o como lo hacemos en Gurutze Gorria, entre otras.

14813595_10207969732737560_64166689_n

Intercambiamos opiniones e intentamos “arreglar el mundo”, el que está a nuestro alcance al menos. También hemos tenido tiempo de ver impresionantes barcos que transportan vehículos, camiones y pasajeros en los 4 viajes al día que realizan desde Algeciras a Tánger o Ceuta.

Incluso nos han dejado verlos por dentro y sentir la grandeza de estas construcciones. Y en medio de todo esto, como estamos en uno de los pasos entre África y Europa también nos ha tocado recibir a aquellos que deciden jugarse la vida para encontrar una vida mejor lejos de sus países en guerra o bajo una dictadura.

Hemos recibido en el puerto de Tarifa, dos pateras; una primera con 12 inmigrantes que llegaron después de horas a la deriva, empujados por el levante que tanto caracteriza a esta zona de la península y que les arrastró a más de 25 millas de la costa.

Procedentes de diferentes países subsaharianos llegaban a nuestra costa con la intención de sobrevivir e intentar empezar una vida mejor, con los ojos llenos de lágrimas y con el susto en el cuerpo de contemplar la posibilidad de morir en el mar.

Unos días más tarde llegó una patera, esta vez de madera, con unos 50 inmigrantes a bordo, en ella llegaban mujeres, hombres y niños. A todos ellos, les proporcionamos ropa nueva, les ofrecemos agua y algo de comida, les hacemos un breve reconocimiento sanitario y pasan a hacerse cargo de ellos la policía.

Nosotros volvemos a nuestros puestos de trabajo y seguimos con nuestra rutina, ayudarles a ellos nos ha ayudado también a nosotros a valorar más ésa rutina…. Y al final de nuestro periodo de trabajo, cuando nos toca volver a casa, lo hacemos satisfechos, cogemos el coche, el bus, tren o avión que nos devolverá a nuestros hogares y lo hacemos con la satisfacción del trabajo bien hecho, la tristeza de dejar a los compañeros hasta el año que viene y las ganas de volver dentro de 365 días para disfrutar como lo hemos hecho en estas semanas.

Nos llevamos muchos recuerdos, algunos en forma de camiseta cruz rojera firmada por los compañeros de guardia, otros en nuestra memoria, para siempre…. y este año uno muy especial, ¡algunos de los voluntarios de Euskadi saldrán en la tele! Sí, nuestro trabajo ha llamado la atención de los que grababan en la aduana un programa para televisión y se montaron, cámara en mano, en nuestras ambulancias para filmarnos y que se emitirá mañana miércoles en Discovery Channel. En resumen, una experiencia inolvidable, que bien merece gastar nuestros días de vacaciones para vivirla.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu