Astelehena,
2024ko Martxoak04

MugaKultura

loader-image
Durango
7:30 pm,
temperature icon 10°C
Humidity 93 %
Ráfagas de viento: 7 Km/h

Porque un coche eléctrico es mucho más que un coche

ANder-zubiria-1
Ander Zubiria

· Ingeniero de la iniciativa Durango Klima 

Plantea a alguien de tu entorno el pasarse al coche eléctrico, seguro que te vendrá con alguna de estas historias: que tiene poca autonomía, que tarda mucho en cargar, que es muy caro o que no hay puntos de carga (respecto a la última, nada que decir al que no pueda cargarlo en casa o el trabajo). Y es que estamos sesgados, somos reacios al cambio sine qua non, y encima estamos informados a medias, en el mejor de los casos. Por eso, hoy queremos compartir con vosotras y vosotros todo lo que un coche eléctrico ofrece y veréis cómo lo vais a ver con mejores ojos la próxima vez.

Pero antes de empezar con lo que el eléctrico puede ofrecer, vamos a actualizar argumentario para que, cuando se niegue, se haga con criterio y estando un poquito al día. 1) La autonomía es ya el motivo menos válido ya que la media actual está en unos 320 km (¿cuántos km hacéis al día/semana?). 2) El tiempo de carga es todo un clásico y cierto en parte; pero aquí hay que puntualizar porque, si lo cargas en casa o el trabajo dispones de 8h o más, y, si lo haces durante un trayecto, te puede llevar de 20 a 45 minutos (más que los 10 de la gasolinera, pero a que el móvil lo sacas de casa con 100% de batería). 3) El precio, aquí sí que nos podéis pillar las cosquillas porque hay que hacer números y ver si salen; aunque, de hacerse, que se cuenten las ayudas del MOVES o Renove y con la contratación de una tarifa nocturna en casa. En cualquier caso, 2025 está a la vuelta de la esquina y, para entonces, esta excusa la guardaremos en el cajón junto a la autonomía y el tiempo de carga.

Dicho esto, ¿por qué creemos que el eléctrico es más que un coche? Pues básicamente porque es una batería rodante. Sí, eso de lo que hoy nos quejamos, va a abrir un mundo de posibilidades para desplazarnos de manera más limpia y barata; pero, más importante, para ahorrar e integrar más energías renovables en nuestros consumos. ¿Y esto cómo? Pues haciendo uso de un concepto denominado Vehicle-to-X (V2X) que puede ser Vehicle-to Home/Grid/Building (V2H/V2G/V2B). La carga bidireccional del eléctrico permitirá almacenar electricidad local y barata y verterla, por ejemplo, a tu casa cuando la de la red es cara o a la red para ayudar al distribuidor a solucionar problemas (por lo que se te compensaría).

Todo esto ya empieza a ser una realidad en Alemania, UK o Francia; es más, en Japón la tecnología Nissan permite que te pagues el parking con la energía de tu batería (aunque se dejará algo para volver a casa, ¿no?). Es decir, esta alternativa permitiría aprovechar, ergo amortizar, el vehículo mientras está aparcado. Y, aquí el bombazo (nótese la ironía), pero mirad si hay margen…

Sin título-1

En España, Renault ya está testeando la carga bidireccional y, más pronto que tarde, otros fabricantes lo harán también. Para que esta solución sea comercial (aunque ya es tecnológicamente viable) se necesita la definición y activación del protocolo V2G; es decir, de una serie de estándares que regulen esta actividad como ya tienen en los países citados en el párrafo anterior.

Esto ha sido todo por nuestra parte, como veis el V2X es un tema muy interesante y prometedor. Hay que ser pacientes, ya se están dando pasos en la dirección correcta y, más importante aún, ya veis que el eléctrico está cambiando el concepto de coche, a bien, así que la próxima vez que salga el tema vayamos con un ‘y si…’ por delante, en lugar de con el ‘pero’.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu