Asteazkena,
2024ko Maiatzak22

MugaKultura

loader-image
Durango
5:12 pm,
temperature icon 16°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 16 Km/h

¡Aramotz, otra vez Aramotz!

Patxi Lopez

Patxi L. Lakunza

· Patxi L. Lakunza,miembro de la candidatura ciudadana Herriaren Eskubidea (SQ2D)

¡Aramotz, otra vez Aramotz! Otra vez, y van unas cuantas, porque el historial de este barrio en cuestiones de solidaridad es más que extenso. Cada vez que se les ha necesitado, por muy diversa que fuese la causa, ahí han estado y siguen estando. Pero qué caprichoso es el destino que cuando han necesitado, no han tenido.

Nació esta asociación hace casi 40 años para suplir las deficiencias, que por aquel entonces ya sufrían, por la falta de gestión municipal. Con el tiempo, su labor se ha ido reconvirtiendo de organizar auzolan a organizar conciertos, de colaborar en el mantenimiento de las infraestructuras a las grandes hogueras de los San Juanes.

Pero el tiempo nos lleva a repetir los mismos errores y, pese a reclamarlo en numerosas ocasiones, no han tenido el respaldo de las instituciones en algo tan necesario y justo como darles un servicio para acondicionar el entorno que, gracias a sus impuestos, tienen el derecho de disfrutar. No piden ningún lujo, ni más derechos que otros barrios, ni que su zona sea privilegiada. Lo único que quieren es que se les den los derechos que como durangueses y duranguesas tienen.

¿Y qué han hecho al no recibir lo que les corresponde? Pues lo mejor que saben hacer, ser solidarias y solidarios con su barrio. Utilizando sus propios medios, que no han sido otros más que sus manos y las de otros durangueses y duranguesas, que sí han recordado lo que Aramotz nos ha dado, para hacer ese entorno un poco más digno.

Aunque la dignidad parece que viene dada en relación a la cercanía del centro, y a la visibilidad que puedan dar los medios del lamentable estado en el que tienes que ver tu entorno diario. Y lo han hecho sin buscar protagonismo de ningún tipo, sin querer salir en fotos, ni en papel couché, que parece ser lo que mueve a quienes se acuerdan de Aramotz cada cuatro años. Las mismas personas que no se han ruborizado viendo un cartel en el que se les mencionaba como «Lotsabakoak».

Así que otra vez Aramotz, porque al final recoges lo que siembras y ese barrio no se cansa de sembrar solidaridad. Sin embargo hay quienes no saben ni que sembrar y la cosecha suele ser fiel reflejo de ello. Eskerrik asko, Aramotz.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu