Asteartea,
2024ko Martxoak05

MugaKultura

loader-image
Durango
2:52 am,
temperature icon 8°C
Humidity 94 %
Ráfagas de viento: 18 Km/h

Aquella impactante, sobrecogedora, patética y dramática carta de Picasso a Giovanni Papini

JESÚS ITURRALDE

· IMPACTANTE, SOBRECOGEDORA, PATÉTICA Y DRAMÁTICA CARTA DE PICASSO A GIOVANNI PAPINI

· “SOLO SOY UN ENTRETENEDOR PUBLICO QUE SE HA APROVECHADO DE LA IMBECILIDAD, LA VANIDAD Y AVIDEZ DE SUS CONTEMPORANEOS”.

Recientemente los medios de comunicación no han dejado de dar la “brasa” por un aniversario del genial pintor Pablo Picasso.

Han sido tan cargantes que han resultado cansinos. Y ello me ha empujado a transcribir una carta que le envió Picasso a su amigo el gran escritor Giovani Papini (09/01/1881- 08/07/1956), y que fue leída por el archiduque Otto de Habsburgo en la ceremonia de clausura del quinto congreso de la “Asociación de San Benito”, patrono de Europa celebrada el 7 de octubre de 1973 en Madrid.

Al leer la carta y viendo lo dura que resultaba, yo me preguntaba a mí mismo si “¿esto no será cierto? ¿O… sí?”. Ante la duda consulté a tres grandes entendidos de pintura y los tres me contestaron lo mismo, que ya conocían la carta y que es totalmente cierta.

Y vamos con la cartita:

“Mi entrañable amigo Giovanni:

Desde el momento en que el arte no es ya el alimento que nutre a los mejores, el artista puede ejercer su talento en todos los intentos de nuevas fórmulas, en todos los caprichos de la fantasía, en todos los expedientes de charlatanismo intelectual. En el arte, el pueblo no busca ya consolación y exaltación; sino que los refinados, los ricos, los ociosos, los destiladores de quintaesencia, buscan lo nuevo, lo extraño, lo original, lo extravagante, lo escandaloso. Y yo mismo, desde el cubismo y más allá, he contentado a estos maestros y a estos “críticos”, con todas las cambiantes rarezas que me han pasado por la cabeza, y cuanto menos las comprendían, más me admiraban. A fuerza de divertirme con todos estos juegos, con todas estas paparruchas, con todos estos rompecabezas, jeroglíficos y arabescos, me he hecho célebre, y muy rápidamente. Y la celebridad significa para un pintor ventas, ganancias, fortuna, riqueza. Y hoy, como usted sabe, soy célebre, soy rico. Pero cuando estoy a solas conmigo mismo, no tengo el valor de considerarme como un artista en el sentido grande y antiguo de la palabra. Grandes pintores fueron Giotto, el Ticiano, Rembrandt y Goya; yo soy solamente un entretenedor público que ha comprendido a su tiempo y se ha aprovechado lo mejor que ha podido de la imbecilidad, la vanidad, la avidez de sus contemporáneos.

La mía es una amarga confesión, más dolorosa de lo que puede parecer, pero tiene el mérito de ser sincera»

-Pablo Picasso-

Visto lo visto, que cada cual saque sus propias conclusiones.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu