Ostirala,
2024ko Uztailak19

MugaKultura

loader-image
Durango
5:35 am,
temperature icon 20°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 2 Km/h

Al subir a bordo del ‘Habana’, «agur chavales»

Oihane Vieira

Oihane Vieira

El 25 de abril de 1938 mi amama y su hermana menor volvían de Ukkel (en el sur de Bruselas) a Euskadi para reunirse con su familia. Allí dejaban a su hermano menor.

¿Qué hacían unos niños y niñas getxotarras en Bélgica? Huir, huir de la guerra. En 2003, el alcalde de Ermua, Carlos Totorika Izagirre, remitió a mi abuela un libro acompañado de unas palabras «Iragana gure bizitzaren zati da, gogoko izan ez arren» (El pasado forma parte de nuestras vidas, aunque nos pese). El regalo era un libro titulado “1937, los niños vascos evacuados a Francia y Bélgica” de Jesús J. Alonso Carballés, editado por la Asociación de Niños Evacuados el 37 en el año 2003.

El 1 de octubre de 1936 se aprobaba el Estatuto de Autonomía y se formaba el Gobierno Provisional del País Vasco. Encabezado por el vecino y amigo Jose Antonio Aguirre se idearon estrategias para dar salida a todos esos niños vascos que vivían mirando al cielo. Los primeros fueron evacuados al país vecino en la primavera de 1937.

· «AL SUBIR A BORDO, ¡AGUR CHAVALES!»· Cerca de quinientos niñas y niños vascos van a transformar y convertir en realidad una deliciosa fantasía. Van a vivir y ser protagonistas del argumento de un sueño encantador». Así narraba la prensa la noticia de esta huida.

Debido a la excesiva aglomeración de niños en las casas de acogida francesas, finalmente se decidió que parte de los menores fueran enviados a Bélgica. El Estado belga se mantuvo al margen de este acogimiento y fueron las familias del país y las asociaciones religiosas los principales valedores de estos niños de la guerra.

En el libro que tiene mi abuela viene marcada la página 279 donde se habla de la obra del Cardenal Van Roey. Con letra temblorosa mi abuela escribió su nombre y el de sus hermanos exiliados (Felisa, María Luisa y Avelino Capetillo Escauriaza).

13152803_10208831172835190_1806462153_n

Foto histórica de la amama de Oihane Vieira junto a dos niñas y un niño belgas. · PHOTO · Archivo familiar.

Este religioso se encargó de que todos los niños y niñas vascos se instalaran con familias católicas y el Gobierno de Euzkadi aceptó acordar una serie de medidas: el Gobierno Vasco se haría cargo del transporte y confirmaba la presencia de instructores religiosos junto a los menores.

Tras un viaje por mar en un buque llamado «Habana» y otro realizado en tren, los niños iban siendo distribuidos siguiendo el recorrido del ferrocarril. El buque «Habana» fue un trasatlántico inglés encargado de evacuar niños desde el puerto de Santurtzi a otros lugares de Europa. Construido en la Naval de Sestao para la Compañía Trasatlántica en los años 20, su nombre cambió de «Alfonso XIII» a «Habana» con la llegada de la República. Después de la Guerra Civil este barco siguió navegando con bandera de la República.

Mi amama y su hermana María Luisa volvieron a lugar seguro, su hogar, cuando coleaba la Guerra Civil y comenzaba a anunciarse la Segunda Guerra Mundial en centro de Europa.

Le preguntaría miles de cosas pero hace 5 años nos dejó con lo vivido olvidado. Ella nació en Getxo y murió en Ermua donde vivió durante más de 50 años.

*Ohiane Vieira es de Abadiño y reside en Nafarroa

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu