Igandea,
2024ko Apirilak21

MugaKultura

loader-image
Durango
10:46 am,
temperature icon 12°C
Humidity 55 %
Ráfagas de viento: 12 Km/h

A quienes vayáis a votar a VOX

Benito Zambrano 

· Director de cine de películas como la inolvidable Solas o su última Pan de limón con semillas de amapola

Si todo lo que dice este artículo (aquí lo puedes consultar) que comparto es verdad, es para echarse a llorar o salir a la calle a manifestarse. El título ya solo es: Vox declara la guerra al mundo de la cultura: «Abandonen toda esperanza los profesionales de la subvención».

En campañas electorales, casi todos los políticos suelen decir barbaridades o estupideces, a las que, tristemente, nos hemos acostumbrado. Son los daños colaterales en cada elecciones. Pero lo que dice el señor Abascal, reseñado en este artículo, es lo peor que he oído en años. Y no me inquieta, ni me apena, que lo diga él: es político y tiene que llamar la atención como sea. Lo que me produce una enorme preocupación es la gente que cree en él o que lo va a votar. A ellos, a sus seguidores, yo les diría que es legítimo que defiendan sus ideas, pero que no arrasen con lo que tanto nos ha costado construir. Durante todos estos años de democracia hemos conseguido que Cultura sea rica, diversa, representativa de lo que somos como pueblos y, sobre todo, que sea respetada en todo el mundo.

Cuando rodamos «Solas«, lo conseguimos gracias al dinero público. Gracias a la subvención; si no, hubiera sido imposible. «Solas» se ha visto en todo el mundo. Ganó multitud de premios en muchos países. Entre todas mis película, es la que más éxito ha tenido, la que más ha gustado, la que más recuerda la gente, de la que más me hablan cuando me conocen. ¿Qué hay de peligroso o de malo en esa película, o en las cientos de películas que hacemos en España?

No soy un experto en economía, pero ¿qué sector industrial no está subvencionado en España o Europa? ¿Acaso no están subvencionados los sectores de la agricultura, la pesca, la minería, el sector de automóvil o, incluso, el del turismo? La cultura también es industria. Crea riqueza y empleo, ¿por qué tantos problemas por recibir ayudas públicas? ¿Por qué quieren que nos avergoncemos por recibir lo mismo que otros sectores económicos en este país? Que en la industria del cine hay gente que se aprovecha de las subvenciones, sí, las habrá, pero en qué sector o industria no ocurre lo mismo. ¿No hay engaños, estafas, corrupción, fraude o evasión de capitales en otros sectores? En este país, ¿es el cine el que más subvenciones o ayudas públicas recibe? ¿Qué sector industrial o financiero no se ha beneficiado durante estos años de las arcas del Estado, la que todos mantenemos con nuestros impuestos?

Ciudadanas y ciudadanos que vais a votar a VOX, la cultura siempre necesitará ayuda pública para que exista y para que, precisamente, sea independiente. Si solo está en manos de capital privado, dependerá de la ideología o del capricho de quien paga, del que tiene el dinero. En nuestros colegios, nuestros hijos estudian Historia del Arte, leen libros, ven películas, tienen clases de Música, actividades de danza o ballet gracias a los creadores que hicieron esas obras con las que nuestros hijos aprenden o juegan. Muchas de las grandes obras de historia de la humanidad se hicieron con dinero público, y otras gracias a la esclavitud, que es otra manera de «subvencionarlas», pero con la libertad y la vida de muchísimos desgraciados y desgraciadas. La sanidad pública —que nos sana a todas y todos—, la educación pública—que nos enseña a todos y todas— y la Cultura —que nos enriquece a todos y todas— deberían ser prioridad en el programa de cualquier partido. Deberían estar blindadas por un pacto de Estado entre todos los ciudadanos y ciudadanas y todas las instituciones españolas. Que no dependan del líder o del partido de turno que gane las elecciones.

A quienes ya habéis decidido que vais a votar a VOX no se me ocurriría pediros que cambiéis el sentido de vuestro voto, solo os pediría que cambiéis el sentido de las palabras de vuestro líder, el señor Abascal.

Y, para terminar, quiero darle las gracias al señor Abascal, ya que al criticarnos a los que nos dedicamos a la creación, nos ha recordado lo importante y necesaria que es la cultura. Utilizando un símil taurino, si la cultura no es pasión, fuerza, bravura, autenticidad, rebeldía e inconformismo, entonces es como un toro manso que pace aburridamente esperando a ser sacrificado para alimentar nuestros estómagos, que no es algo menor para quienes nos gusta la carne.

Pero, señor Abascal, no es alimento para ensanchar y enriquecer la vida de las personas, ni la grandeza de un pueblo.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu