Larunbata,
2024ko Martxoak02

MugaKultura

loader-image
Durango
11:34 am,
temperature icon 13°C
Humidity 70 %
Ráfagas de viento: 69 Km/h

GORKA FRAILE: «Ya en casa, estoy bien de salud y con ganas de juntarme con la gente de Durango»

Gorka

Gorka Fraile en su hogar en un municipio de Nafarroa. PHOTO. Juli

Hoy, el mismo día en el que se cumplen 22 años de la detención de Gorka Fraile, el durangarra ha recibido la libertad condicional por parte de la Audiencia Nacional. Desde MUGALARI.INFO hemos hablado con él, el primer medio de comunicación que lo hace. «Tengo muchas ganas de volver a Durango, aunque lo he visitado en los permisos que he tenido, pero tengo ganas de estar con la gente a gusto cuando acabe esta cuarentena», subraya por vía telefónica.

El expreso durangarra, incluido en la lista de represaliados vascos gravemente enfermos, se encontraba en tercer grado. «Es el primero de EPPK que logra completar el recorrido legal hasta la calle, tras 21 años entre rejas», según ha pormenorizado Naiz.

Fraile reside junto a su compañera e hija en un pueblo de Nafarroa, por ello, pernoctaba en la prisión de Iruñea. «Para ir a Durango tengo que pedir un permiso que yo creo que me concederán. Tengo que solicitarlo porque salgo de la comunidad, pero lo haré cuando acabe todo esto y podría quedarme a dormir, pero tras pasar el día volveremos a casa», comunica a sus 49 años.

Su último recuerdo de Durango

Gorka guarda un último recuerdo de Durango, días antes de que fuera detenido. «Sí, es algo que se me ha quedado, aunque sea una tontería. De hecho, en mi declaración lo conté», matiza y pasa a narrarlo: «El fin de semana anterior, la verdad es que no sé qué día de la semana me detuvieron, pero el fin de semana anterior jugamos un partido de rugby con el DRT y vestimos la segunda equipación, una roja. Jugamos en casa y era la primera vez, que yo sepa que la vestimos y fue muy raro», sonríe.

Fraile sufrió en 2015 un carcinoma epidermoideo en el dorso de la lengua. «De salud ando bien. Todas las pruebas me han ido saliendo que estoy limpio. Tenía una prueba ahora en abril, pero con la cuarentena hemos preferido no hacerla. Tengo el siguiente control en julio», agrega a este medio.

El 7 de enero le permitieron el tercer grado. «Solo iba a dormir a la cárcel y los fines de semana entero en casa, sin ir a dormir», detalla. Fue el 23 de marzo cuando dieron permiso a Fraile para no volver a dormir a los de tercer grado. «Desde ese día estoy en casa», confirma. Hoy, ha recibido la libertad condicional. «Sí, el mismo día de la detención», concluye.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu