Osteguna,
2024ko Maiatzak23

MugaKultura

loader-image
Durango
8:04 pm,
temperature icon 16°C
Humidity 71 %
Ráfagas de viento: 10 Km/h

«Ahondaré sobre la organización y la defensa de Bizkaia ante el ataque franquista, iniciado el 31 de marzo de 1937»

La asociación Astarloa de Durango ha organizado una charla para el miércoles a las 19.00 horas en Arrupe Aretoa, salón del colegio San José de los jesuitas de la villa, con entrada por Kurutziaga. La conferencia lleva por título 1937, Euzkadiko defentsa: Saibigainera begirada bat. 1937, la defensa de Euzkadi: Una mirada al Saibigain. El encuentro correrá a cargo del reconocido investigador Aitor Miñambres, director del Museo del Cinturón de Hierro, Berango. 

Aitor Miñambres en la cumbre del monte Saibi (954 metros), Parque Natural de Urkiola.

¿De qué va a tratar su conferencia del miércoles en Jesuitak?

La conferencia tratará sobre la organización y la defensa de Bizkaia ante el ataque del Ejército franquista, iniciado el 31 de marzo de 1937. Con anterioridad a estos hechos y en el contexto de la Guerra Civil en Euskadi, ya se habían producido batallas de importancia desde julio de 1936, tras el golpe estado de los militares rebeldes al Gobierno de la II República, que llevaron a la pérdida de Gipuzkoa.

Es a partir de la creación del Gobierno vasco cuando el Euzkadiko Gudarostea o Ejército de Euzkadi  se organiza en profundidad, de la mano del Lehendakari Agirre, si bien siempre tuvo una gran desventaja en materia de formación militar, mandos profesionales, artillería y, sobre todo, aviación, con respecto a sus enemigos franquistas. Esa inferioridad y otros factores, tales como el desamparo a la hora de recibir suministros o la deslealtad de algunas personas designadas para construir las líneas defensivas, llevó a la caída de Bilbao.

Estuvo tiempo atrás en un ciclo de charlar del Museo de Arte e Historia de Durango. Esta vez, ¿abundará más en los hechos acontecidos en Saibi en 1937?

En esta ocasión se ahondará en los ejércitos enfrentados durante las primeras fases de la ofensiva y se analizarán los combates ocurridos en el monte Saibi -Saibigain- durante la primera quincena de abril de 1937, combates durísimos, que supusieron una dolorosa cantidad de pérdidas humanas. Ello llevó a que el Saibi fuera conocido como el “Monte de la sangre”, recuerdo que perdura en nuestra memoria colectiva.

¿A qué público le gustaría llegar en esta charla?

Se trata de una conferencia orientada a todas aquellas personas interesadas en conocer nuestra Historia reciente, bien por corresponder al ámbito vasco, bien por formar parte de la identidad de Durangaldea, bien por la necesidad memorialista de encontrar la verdad, la justicia y la reparación, bien por el afecto profesado a seres cercanos afectados por aquel triste episodio, o bien por profundizar en la historia militar de la Guerra 1936-1939.

¿Cuesta llegar con esta temática al público joven?

El público joven no representa el sector mayoritario de las personas que se acercan a este tipo de actividades. En el caso de estos y estas jóvenes de cuarta generación con respecto a las personas que sufrieron aquella guerra impuesta hay casi un siglo de distancia y, en muchos casos, se ha perdido el vínculo intergeneracional. Aun así, en muchas familias se mantiene la una pequeña llama emocional en recuerdo de los familiares precedentes.

Sin embargo, sí existe un público joven, minoritario pero muy informado e interesado en conocer estos hechos, lo cual es maravilloso.

Este domingo también hay convocatoria memorialista para ir a la cumbre de Saibi. ¿En qué consistirá el acto?

Se trata de un acto organizado por la familia de un importante mando del Ejército vasco fallecido en combate en dicho monte, y orientado en recuerdo de todos los defensores de Euskadi muertos durante aquellas duras jornadas de guerra.

Durante este homenaje se leerá una carta de recuerdo, se guardará un minuto de silencio por los muertos en combate y, finalmente, tendrá lugar una ofrenda floral en su memoria.

Se trata de un acto al que está invitada toda la ciudadanía, instituciones y colectivos. En nuestro caso, será un placer tomar parte en el acto.

Impartirá la charla en un lugar que, de alguna forma, fue bombardeado por los fascistas. ¿Qué siente al respecto al visitar Durango?

Tengo un vínculo estrecho con esta localidad desde hace muchos años y, siempre que me ha sido posible, he apoyado y colaborado con cuantas iniciativas de carácter memorialista se me han presentado. Recuerdo cómo hace casi dos décadas, con ocasión de un documental sobre el atroz bombardeo del 31 de marzo, tomé parte en una filmación en el campanario de la iglesia de Santa Ana y la emoción me recorrió todo el cuerpo, pensado en el dolor producido por los aviones fascistas en aquella fecha, sobre la población indefensa. Cada vez que paseo por la parte vieja de la villa, no puedo abstraerme de las imágenes de las ruinas de hace 87 años, vistas una y otra vez en los libros de Historia.

Es director del Museo del Cinturón de Hierro, con sede en Berango. ¿Por qué estima que debemos ir a verlo o que es un buen plan para la ciudadanía de Durangaldea?

En el Museo Memorial del Cinturón de Hierro las personas que nos visitan, jóvenes y mayores, pueden conocer la Historia de la Guerra Civil en Euskadi en su conjunto y la defensa de Bizkaia en su particularidad. A través de paneles interpretativos y más de 250 objetos de época, pueden conocer cómo y por quién se construyó el Cinturón, la tipología de las defensas y la batalla por Bilbao en junio de 1937. Asimismo, pueden acercarse hasta los lugares cercanos donde se conservan trincheras y fortines aún en pie, pudiendo así vivir la Historia.

Pero el Museo Memorial del Cinturón de Hierro es, ante todo, un lugar para la memoria, que busca homenajear a las personas que se esforzaron en defender unos valores democráticos que consideramos tan nuestros. Fueron hombres, mujeres y menores. Y porque ellos y ellas fueron, nosotros y nosotras somos.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu