Asteazkena,
2024ko Apirilak17

MugaKultura

loader-image
Durango
10:42 am,
temperature icon 11°C
Humidity 93 %
Ráfagas de viento: 20 Km/h

ÁLEX PALACIOS: «Tenemos un reto de no fácil solución: garantizar el relevo generacional»

IBAN GORRITI

El Dendak Bai Fest ha cerrado con satisfacción tanto de las marcas presentes como de la asociación organizadora con Álex Palacios al frente. El presidente de la agrupación atiende a MUGA mientras se va recogiendo lo allí trasladado. El año que viene podría darse una ampliación de la superficie que alquilan, recuperando una zona de juegos infantil. 

Álex Palacios en el exterior del Dendak Bai Fest. IBAN GORRITI

El Dendak Bai Fest ha concluido con  satisfacción de los comerciantes y hosteleros presentes. ¿Cómo lo ha vivido usted como presidente de la agrupación?

La verdad que contento también. Al final lo importante es que los propios comercios que participan logren los objetivos que se plantean al ir al evento. Unos vender los excedentes de temporada, otros darse a conocer con los talleres y otros ofrecer sus productos en la zona gastro.

Desde el año pasado han defendido un nuevo diseño y que desde la entrada se viera ya todo.

Sí, y lo que nos ha transmitido la gente es que les gusta este diseño más abierto en el que desde cualquier punto ves el resto de los stands, y sobre todo la zona central en la que puedes estar tomando algo visualizando todo el pabellón.

Buscaban recrear una calle comercial y alternar la gastronomía y una plaza central. Este año ha estado más clara esa intención que el año pasado…

El año pasado con la zona de talleres en la entrada el resto de los stands no se veían desde allí. La idea es esa, que recree una calle con sus tiendas, sus bares, sus plazas… La idea es evolucionar de lo que era el mercadillo outlet a una experiencia más completa, simulando las calles de un pueblo.

Me decía en la feria que esta era una calle “llena, sin locales vacíos”. Es cierto que en Durango se ven muchos locales que se venden, alquilan. ¿Cómo lo vive como cara visible del comercio y hostelería local?

La verdad es que sí se ven algunos locales vacíos, pero no tantos. En Durango en ese sentido tenemos bastante movimiento, es un buen lugar para abrir un negocio, aunque deberíamos seguir trabajando entre todos y todas, comercios, personas consumidoras y administración, para que sea más atractiva.

Han llegado a 15.000 visitas, a pesar de la lluvia.

Más que la lluvia, lo que ha reducido visitantes ha sido no poder disponer de una zona infantil, ya que eso atrae muchas visitas. Para el año que viene intentaremos que exista esa zona también.

Por otro lado, la lluvia invitaba a quedarse a comer allí…

Con el día que hizo el sábado, mucha gente se quedó a comer allí. Había muchas opciones desde tortillas, empanadillas, gildas, paella, postres…

Como novedad han colocado una pantalla gigante. ¿Con qué fin?

Queremos que en el evento pueda participar el mayor número de establecimientos y muchos de ellos no disponen de posibilidad de poner un stand, así que pusimos la pantalla para que se pudieran publicitar los que quisieran. Al final creo que resulta atractivo que las 15.000 personas que visitan el evento puedan ver lo que ofreces en una pantalla enorme.

Han ofertado también talleres. Usted suele hablar de la servitización del comercio. ¿Qué es?

La verdad que, cada vez más, los comercios tenemos que ofrecer más servicios además de la venta de producto puro y duro. Tenemos que buscar la diferenciación con una máquina, y una de ellas es ofrecer un valor añadido. Cursos, demostraciones, personal shopper, showcooking…

Me piden que le pregunte por qué ponen su entrada por la parte trasera, que da la sensación quizás por la Durangoko Azoka de que no hay feria. Es decir, hay personas que no saben que es ese fin de semana y pasan sin enterarse…

¿Y por qué es la puerta trasera? El pabellón está diseñado en un momento en la que esa puerta daba a unas vías del tren, pero ahora es una zona mucho más amable al peatón que la entrada principal y con mejor acceso desde la zona más comercial de Durango.

¿Lo que se vende es el producto actual de las tiendas o, como aún se cree, se echa de stock de almacén de otros años?

Yo diría que sí, esa es la idea de los puestos outlet, pero entiendo que también habrá algo de temporadas anteriores.

En los primeros años de la Feria de Oportunidades se reponía más. ¿Ahora las tiendas ya tienen menos producto?

Las compras en las tiendas se hacen de manera diferente y ya hay menos excedentes a final de temporada. Es por eso que hay comercios que no van todos los años y van alternando.

¿Qué momento vive el comercio de Durango?

Como todo el comercio en general, evolucionando a toda velocidad y adaptándose al mercado: la servitización comentada, la digitalización, la formación continua… Aunque con un reto al que no es fácil dar solución: garantizar el relevo generacional.

El Dendak Bai Fest de Durango registra 15.000 visitas siendo «más que una feria outlet»

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu