Asteartea,
2024ko Martxoak05

MugaKultura

loader-image
Durango
1:54 am,
temperature icon 9°C
Humidity 95 %
Ráfagas de viento: 16 Km/h

Alberto Rueda, el durangués apasionado con la cima de Anboto también en Nochebuena, Nochevieja y Reyes

AVENTURA DURANGO

Alberto Rueda  (Durango, 1973) es una de las personas que en más ocasiones sube el monte Anboto al año. Y le gusta, en muchas de ellas, hacerlo de noche aunque haya nieve y disfrutarla. Un ejemplo, la víspera de Reyes ascendió a los 1.331 metros con la primera nevada del año que acaba de arrancar. También suele dormir allí, como ha hecho el pasado 24, Natividad. 

Con nieve, el aventurero de Durango subió por la vía normal del Pol Pol, donde ya había algo de nieve. «Técnicamente estaba muy bien y fácil hasta la cima con nieve recién caída. Hacía mucho frío, viento, y a ratos tormentas que hacían la parte de arriba desagradable y dura», detalla a MUGA.

Rueda salió en coche de casa con el objetivo de llegar al buzón de la cima más alta de Durangaldea a las cinco de la mañana», señala quien en Nochevieja hizo toda la arista integral de Anboto de noche. El 24 durmió en la cumbre.

«Para sentir la naturaleza en su estado más puro y primigenio»

Preguntado sobre por qué le gusta tanto el monte de noche, la respuesta no se hace esperar: «Porque vivimos en un paraíso, pero al contrario que en otros muchos países, excesivamente civilizado y masificado, sin apenas espacios vírgenes y salvajes en donde poder perderte para sentir la naturaleza en su estado más puro y primigenio», valora y va más allá: «Lo más parecido que podemos hacer aquí en casa para sentir algo parecido, es salir solo, de noche, en invierno… Recorrer aristas, cimas, bosques, ríos, dormir viendo las estrellas. En una sociedad en la  que cada vez se vive más de espaldas a la naturaleza y sus ciclos, algunas personas necesitamos empíricamente seguir perteneciendo a ella y sintiéndola», concluye quien ha visitado innumerables países buscando la esencia de cada lugar y retos personales relacionados con la aventura.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu