Astelehena,
2024ko Apirilak15

MugaKultura

loader-image
Durango
5:54 am,
temperature icon 14°C
Humidity 99 %
Ráfagas de viento: 19 Km/h

Viajar al Alto Atlas marroquí con Hassan Azdour deja siempre huella positiva

Iban Gorriti
Muga Turismo

La memoria, en ocasiones, es corta. ¿Recuerda Durangaldea a Hassan Azdour, el guía de montaña del Alto Atlas que tanto trabajó para clubes de la comarca no hace muchos años atrás y que tan felices nos hizo a cuantos hemos pasado unos días con él y su equipo? Él sí se acuerda de aquellos viajes que coordinaba a la perfección de 25 e, incluso, cien clientes… que daban trabajo a la aldea bereber de Imlil, desde donde se parte al Toubkal, montaña más alta del norte de África de 4.167 metros. Se calcula que, al menos, medio millar de personas de nuestros pueblos ha visitado aquel parque nacional con este profesional.

Hassan Azdour BLOG

Hassan Azdour. PHOTO. Iban Gorriti

Hubo un tiempo en el que todo eran bonanzas llegadas desde nuestros pueblos a aquellas hospitalarias tierras, de personas agradables y naturaleza incomparable. Desde hace unos años, desde que la crisis económica azotó el mundo y desde que incertidumbres ideológicas tambalearon el mundo árabe, la llegada de montañeros y montañeras ha descendido. Y lo paradójico es que, al mismo tiempo, en Imlil, han ido surgiendo más y más comercios y establecimientos hosteleros y hoteleros. En estos momentos hay ya casi más oferta que demanda.

Imlil MZIK by IBAN

Imlil y M’Zik. PHOTO. I.G.

En este tiempo, Hassan Azdour, ha abierto, además, un acogedor albergue: Gite Tizi M’Zik, y una lonja de alquiler de elementos para la montaña. En el pasado, acogía a los mendizales en el hogar de sus padres y otros familiares. Sigue siendo el mismo, con más experiencia aún, y reconocido por su buena labor por su propia competencia en el Parque Nacional del Toubkal. Él y su familia consiguen que para quienes vivimos en Durangaldea la visita a Marruecos sea el más grande de nuestros más cercanos viajes.

gite

Una de las habitaciones del albergue.

¿CÓMO LLEGAR? · La forma más fácil de llegar a Imlil para los habitantes de Durangaldea es vía Marrakech. Hay aviones que parten de Santander -más económicos- y también desde Loiu. Sin duda, el viaje en furgoneta, por ejemplo, es muy enriquecedor, pero necesita de más días libres para poder llegar hasta las faldas del Toubkal.

TOUBKAL 2001

Un grupo de Durango que hizo cumbre en el Toubkal en diciembre de 2001. PHOTO. Alberto Diez

Una vez en el aeropuerto de Marrakech, el propio Hassan suele ir a buscar a los montañeros -en caso de que estos lo quieran- y en taxi -desde 2018 la mayoría son nuevos- llegarán tras alrededor de hora y media a Imlil, a su albergue que cuenta con diferentes habitaciones y también un apartamento, en caso de preferirlo. Las vistas desde su terraza son paradisíacas para los amantes de la montaña.

MZIK IMLIL MARRUECOS

Una vista de las cercanías del albergue de Hassan Azdour. PHOTO. Ainhoa Martin

El personal del albergue tiene un gran corazón y su labor es excelente: desde la calidad de la comida a cualquier necesidad que el cliente necesite. Eso sí, en temporada de invierno al albergue le faltan unos grados de temperatura.

La oferta montañera puede ser a la carta con Azdour, quien habla muy buen castellano: desde hollar el Toubkal -principal petición de quienes llegan a Imlil, junto a otras cimas anexas- a trekkings por el collado de Tachedirt y otras aldeas bereberes o vivacs. Pero Imlil no solo es un destino para montañeros, sino una recomendación absoluta para personas que aman la naturaleza o que buscan calma, sosiego… Aquellos amantes del yoga o tai chi también se encontrarán en un lugar con una energía especial. Allí la tendrán.

Además, en caso de contar con más días, Hassan puede coordinarte visitas a las ciudades imperiales, al desierto de Merzouga, la costa Atlántica con su perla Essaouira… El viaje te dejará positiva huella: querrás volver.

Teléfono o WattsApp de Hassan en castellano: +212 666 395921

Email: azdourhassan@hotmail.com

 

Marruecos IBAN GORRITI 21

El valle de Imlil desde la zona de Tachedirt. PHOTO. I.G.

 

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu