Ostirala,
2023ko Urtarrilak 27

MugaKultura

Durango
5°C

2022, el año de demolición de los dos edificios que fueron gaztetxe en Durango

Muga Memoria

El año 2022 pasará a la historia como aquel calendario en el que los dos edificios que en su devenir llegaron a ser gaztetxes se demolieron: por un lado, el inmueble de Montevideo etorbidea (o Uribarri kalea, 23) que jóvenes okuparon con el nombre Sapuetxe en 1999, y por otro lado, la fábrica Fundifés de Tabira okupada en 2015 bajo la denominación de Sorginola y que organizó su primer acto público el 3 de diciembre de 2016. Ambas asambleas trabajaron la cultura, además de ofertar otras actividades abiertas a la ciudadanía de forma autogestionada.

El solar de Montevideo a la izquierda y el de Tabira, a la derecha. IBAN GORRITI

El 12 de febrero de 1999, un grupo de jóvenes okupó la casa de viviendas abandonada que había albergado la notaría de Durango y en la que vivieron personas como un conocido médico de Durango. Como paradoja, aquella notaría calificaba el inmueble como «ilegal» por haberse construido sobre el río Mañaria que cruza el municipio por su casco urbano. La asamblea a favor del lema Herri bat, gaztetxe bat, tomó el nombre de Sapuetxe. «Fue un arranque difícil, como en otros muchos sitios, había opiniones muy diferentes, edades y planes distintos, pero siempre hicimos frente a la situación y aquí estamos», informaban a la Guía de asambleas jóvenes de Euskal Herria en 2005.

En el inmueble, una casa de cinco plantas que contaba con un cartel gigante luminoso en el que se leía Telefunken debido a que en su planta baja albergó una tienda de electrodomésticos, trabajaron colectivos como Zirikatu, Ekaitz Beltza Anarkopunk y el de mujeres Mari Anbotokue, entre otros. Sapuetxe albergó la feria anticomercial que coincidía con la entonces Euskal Liburu eta Disko Azoka de la villa o en sus últimos meses el ciclo La noche boluda.

El día de despedida del ciclo La noche boluda. UNZU

Sapuetxe fue un lugar de reunión y debate. Organizaban numerosas actividades y entre ellas «jornadas contra la represión, contra el capitalismo o la solidaridad». Trabajaban con «la alegría de que nuestros sueños no los controla nadie». En los últimos años se manifestaron en contra del derribo del solar.

Sorginola, antigua empresa Fundifes. SORGINOLA

Edificio de Fundifes hoy. IBAN GORRITI

Sorginola, Durangoko gaztetxie también ha sido referencia para la juventud de la villa. Se presentaron a la ciudadanía como «un espacio para crear arte y cultura. Un modelo alternativo de ocio; una herramienta de organización política, un edificio para agentes del pueblo; un proyecto para imaginar modelos de vida liberadores. Un sueño construido por cientos de manos en seis años», recordaban al reivindicar que no se demoliera su «sueño».

Tanto desde Sapuetxe como desde Sorginola se movilizaron en cuanto tuvieron constancia de que se iban a demoler cada edificio que habían okupado. En 2022, no quedan vestigios de aquellos dos inmuebles. Queda el recuerdo, las fotos y los vídeos.

Una asamblea en Sorginola. MUGA

Sorginolakideen leloa: Ereindako hazixe loratute, ongi etorri gaztetxera. IBAN GORRITI

Demolición de Fundifés que acogía Sorginola. SORGINOLA

Cena de jornada vegetariana en Sapuetxe. IBAN GORRITI

Concierto del grupo durangués Burning System en Sapuetxe. IBAN GORRITI

Sorginola hoy. IBAN GORRITI

Antiguo edificio que fue notaría antes de ser derribado. IBAN GORRITI

Mismo solar de Montevideo etorbidea hoy. IBAN GORRITI

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu