Astelehena,
2024ko Ekainak17

MugaKultura

loader-image
Durango
2:54 pm,
temperature icon 30°C
Humidity 26 %
Ráfagas de viento: 25 Km/h

80 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO MILITAR-CATÓLICO · JON LASUEN: «Mataron a mi padre, dos hermanos y tres primos»

Iban Gorriti

El 22 de julio de 1936 es para los que los que lo sobrevivieron inenarrable. El viernes se cumplirán 80 años de aquella masacre. Una placa gigante instalada en la plaza Andikona, de Otxandio no permite olvido para los 61 asesinados en el bombardeo fascista de aquel día. Dos pilotos sublevados arrojaron bombas desde sus avionetas. Los testigos dicen que mientras mataban sonreían. Uno de los dos era vizcaino, Ángel Salas Larrazábal, condecorado décadas más tarde por Juan Carlos de Borbón durante su reinado heredado de Franco.

“Mataron a mi padre, dos hermanos y a tres primos. Yo me libré porque mi padre, secretario del Ayuntamiento, me mandó a comprar el periódico adonde Langarika”, explica quien estaba a punto de cumplir 15 años y el próximo 21 de noviembre sumará 95 otoños.  A día de hoy algunos medios de comunicación se empeñan en presentarle como gudari, pero no lo fue: no tenía la edad suficiente.

Jon Lasuen Otxandio IBAN GORRITI

Jon Lasuen en la plaza Andikona de Otxandio junto a los nombres de sus familiares asesinados. · PHOTO · Iban Gorriti

La plaza Andikona muestra la lista en la que se lee a Jesús Lasuen Magunazelaia (aita), Javier y Jesús Lasuen Goikolea y los primos Lasuen Pinto: Sabin, Ignacio y Justo. Jon vivía a escasos 50 metros del lugar, en la calle principal Urigoiena, con su padre Jesús y su madre la gernikarra Casilda Goikolea, junto a seis hermanos. “Aita quería el periódico para saber cómo iba la guerra. No llegué a ver el bombardeo, sí lo oí en un día luminoso. En cuanto se sintieron las bombas, me fui corriendo”.

· Con el shock a Bilbao · A su padre, le llevaron al Ayuntamiento. “Allí le vi, porque la metralla le segó las piernas. Guardo el olor a quemado, a la pólvora”. Con el shock dentro, la familia se fue a Bilbao, adonde una tía, a la plaza Santiago.

No volvieron a vivir a Otxandio; solo en verano. Su tío Ambrosio fue chófer de gudaris en la construcción del Cinturón de Hierro. «En Lezama, nos pagaban un duro por llevar botijos con agua a los zapadores”, explica este antiguo empleado de la sastrería Alejandro Martínez, de Bilbao. “Vestimos al Athletic de los años 50, a Zarra, Nando, Manolín…”, subraya este socio rojiblanco que en el 45 y 46 ganó el campeonato social de la ciclista Bilbaina. Este medio centro del Begoña, Atxuri o del Vulcano completó cien montes de Euskal Herria.

 

Caribu Banner 2

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu