Igandea,
2024ko Maiatzak26

MugaKultura

loader-image
Durango
9:00 am,
temperature icon 15°C
Humidity 88 %
Ráfagas de viento: 6 Km/h

ANDY ANSIN · «El mantra de Joseba Kerejeta era vive tus sueños, live your dreams»

I. Gorriti

El pasado miércoles se oficiaron los funerales por quien fue campeón del mundo de pesca submarina Joseba Kerejeta, fallecido en aguas de Miami el pasado 27 de abril. Hasta la basílica de Santa María de Uribarri de Durango se acercó su amigo, el estadounidense Andy Ansin, con quien el vizcaino viajó por Polinesia, Azores, México, Panamá… A continuación, publicamos en Mugalari el texto que dedicó ante los presentes a quien echa tanto de menos.

El Campeonato de Euskadi de pesca submarina rendirá hoy homenaje a Kerejeta en Hondarribia.

Andy copia

por Andy Ansin

Live your dreams. Vive tus sueños. Ese fue el mantra de Joseba.

Tuve la suerte de conocer a Joseba durante los últimos 12 años. Hemos viajado por el mundo haciendo pesca submarina. Polinesia, Azores, México, Panamá, Venezuela, Costa Rica, Florida y España. El proximo Julio, en nuestro viaje a Alaska, hubiéramos sido dos de las primeras personas que hubiéramos pescado en apnea allí.

Desde la primera vez que nos encontramos, Joseba fue mi mentor. Siempre dispuesto a compartir su conocimiento y experiencia conmigo. Su actitud positiva era contagiosa y juntos conseguimos numerosos records de pesca submarina del mundo. Disfrutamos cada minuto,  aunque nos quitaran un record de pesca o aunque hiciera mal tiempo, tuvieramos  problemas mecánicos o las condiciones de pesca fueran muy duras.

Como pescador, Joseba era un Superman. El campeón del Mundo, campeón nacional español, tiene el record Mundial de pesca de Marlin Negro y posiblemente será el pescador más viajero de nuestra generación, si no todas las generaciones. Pero al final, Joseba era humano. Un ser humano como el resto de nosotros. Lo que he aprendido de la muerte de Joseba, es que debemos aprender a aceptar nuestras debilidades naturales y, en particular, las crecientes limitaciones que vienen con la edad y las lesiones.

La mayoría de nosotros tenemos miedo cuando nos enfrentamos  con la muerte. Pero no Joseba. Recuerdo un día en la vida de Joseba, cuando sobrevivió a 4 roces con la muerte.

Estábamos anclado frente a la isla de Coiba, Panamá. Mientras pescabamos Wahoos nos encontramos con tiburones. Nada demasiado grave, pero lo suficiente para habernos dado algún problema. Podríamos decir que, este fue el enfrentamiento con la muerte número uno.

Cuando regresamos al barco grande, Joseba hizo su ejercicio diario de 100 flexiones, 100 abdomiles y 100 sentadillas. Como chinchaba a Joseba, “incluso Superman tiene que entrenar”. Por si no había hecho suficiente ejercicio, Joseba decidió nadar hasta la isla. Según nadaba vimos desde la cabina del piloto, cómo Tito, el cocodrilo de agua salada residente, trataba de coger a Joseba, antes de que llegara a la playa. Joseba lo hizo primero. Este fue el enfrentamiento con la muerte número dos.

Una vez en la isla, Joseba, descalzo, decidió subir la colina. En el camino, vio una serpiente de colores y le tomó una foto. Más tarde, le mostró la fotografía a los Guardas forestales y éstos se pusieron muy emocionados. Al parecer, National Geographic había estado en la isla durante una semana en busca de la serpiente y no pudo encontrar una. Como nos explicaron  los guardas, el veneno de la serpierte era mortal y si uno es mordido por esta serpiente, es una muerte segura. Hubiera sido demasiado tarde para llegar al hospital en tierra firme. Definitivamente este fue el enfrentamiento  con la muerte número tres.

Luego llegó el momento de la carrera con Tito el cocodrilo de vuelta al barco. Enfrentamiento con la muerte numero cuatro. Esto era un típico día para Joseba.

Sin título-1

Joseba Kerejeta y Andy Ansin.

Joseba del fin encontró a su kriptonita en 2014. Un accidente de descompresión en la Polinesia lo dejó como un trozo de cristal roto. Hubiera deseado haberle obligado a  bajar el ritmo. Pero eso no iba con Joseba. La vida la vivió a toda velocidad. Joseba vivió sus sueños con toda la intensidad hasta el final.

Llega un momento en que hay que moderar el ritmo. Debemos aceptar las crecientes limitaciones de nuestros cuerpos que envejen, y adaptarnos a las nuevas realidades, aceptar nuestras responsabilidades como padres y cónyuges. Debemos seguir disfrutando de la vida, mientras renunciamos a algunos sueños, ajustar nuestro comportamiento y encontrar nuevos sueños.

Joseba pudo haberse adaptado. Como pescador él tenía la experiencia para saber cuando teníamos que cambiar los puntos de pesca, para intentar una técnica diferente, para bucear mas superficial o más profundo, para encontrar una corriente diferente. Por desgracia, Joseba era demasiado obstinado para cambiarse a sí mismo y no fue capaz de adaptarse.

Esta es la lección que espero aprender de la muerte de Joseba: muchos de nosotros soñamos con ser superman o superwoman, pero, al final, todos somos humanos. Mortales. Los hombres y las mujeres podemos ser súper, pero tenemos que escuchar  a nuestro cuerpo y saber adaptar nuestro comportamiento a medida que cambia. Sólo podemos  vivir nuestros sueños mientras estemos vivos.

Joseba, te extraño. Siempre estarás en el océano conmigo. Cuando pienso en ti, puedo sentir que eres muy, muy feliz ahora. Estás rodeado de naturaleza, peces, árboles, montañas, cascadas, ríos y de todos los lugares a los que gustaba visitar y todos los animales que te gustaba ver. Estás en el sobrecogimiento de la belleza que te rodea. Estás esperando para compartir esta belleza y asombro con Ainhoa, Izaro y Haizea. Espero poder compartirlo yo contigo también. Dios te bendiga.

BANNER FAIRPLAY

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,

Bilatu