Larunbata,
2024ko Uztailak13

MugaKultura

loader-image
Durango
8:41 pm,
temperature icon 21°C
Humidity 78 %
Ráfagas de viento: 5 Km/h

EDITORIAL MUGALARI · Ekaitz, contigo Durango ha superado en un año el tabú de llamar cáncer al cáncer (DONEMOS MÉDULA: 94 403 36 01)

maquina-escribir

Editorial Mugalari

· Donemos médula: llamemos al 94 403 36 01 (de 18 a 55 años)

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Ekaitz Laraudogoitia del Amo, de seis años. El peor trago que pueden pasar una madre y un padre, así como resto de familia y amigos. Murió de cáncer. Sí, de cáncer. Ahora, tras doce meses sin él, y por él… ya se habla de cáncer en su pueblo, Durango. No hacen falta eufemismos: «ni larga enfermedad» ni «lacra»: cáncer. En su caso una leucemia complicada que puso en jaque al más natural de los niños.

Su despedida puso en movimiento una marea naranja inclusiva: todas y todos cabíamos en ella, lo seguimos haciendo y como el himno de la canción: seguiremos haciéndolo. Por Ekaitz, hemos dado el primer paso: plantar cara a la palabra tabú, al cáncer y, una vez más, todos y todas, desde sus compañeros de Nevers Ikastetxea a aquellas personas que peinan cien años.

Pero, siempre hay un «pero». Nos falta el segundo paso: donar. Donar médula. Es el mensaje que siempre tratan de transmitir las madres y los padres; el personal sanitario, pero ahí algo ocurre: el mensaje se envía, pero se estanca, aunque según comunican los especialistas se ha incrementado la petición de información y quienes pueden -ahí no se debe forzar a nadie; cada persona somos un mundo- llaman, por ejemplo, al 94 403 36 01, si son de Bizkaia, y piden cita.

Ekaitz3

Falta sensibilizarnos con el problema y asimilar el lema: Donemos médula. Salva vidas. Un día cualquiera puede salvar… la nuestra. Por Ekaitz, hoy es un día, el día de protagonizar ese segundo paso.

A él, queremos dedicarle unas líneas.

Ekaitz: no nos conocemos, a pesar de que seguro que algún día coincidimos, pero los mayores somos esas personas que -como hemos demostrado con no ir a donar como te echabas a la calle tú mismo a pedir médula para el resto de amigos enfermos-, que con nuestras prisas tratamos de solucionar lo urgente, antes de caer en la cuenta de qué es lo importante. Y si nos vimos, lo importante eras tú y no «me cierran el supermercado», «ya estaremos», «ya quedamos»…

Prisas, son dudas, son olvidos, son no llegar a recordar tu expresión y perdernos de conocer tus sueños, que como nos cuentan, eran tantos… ¡Trataremos de cumplir alguno de los tuyos! Aunque caigan lágrimas, torres más altas han caído. Perdiste, pero no te vencieron, Ekaitz. No veas… la marea que vestida de naranja, -el color para luchar contra la leucemia-, te sigue, te conoce… empatiza contigo y con aitatxo y amatxo.

· GRITA, GRITA BIEN ALTO QUE ERES HIJO DE SUSANA E IÑAKI · Queremos que seas consciente -aunque ya lo demostrabas- que tuviste la suerte de ser hijo de Susana e Iñaki, grítalo bien alto allá donde camines con los pies en el suelo. Lo diste todo por ellos dos; lo dieron todo por ti. Hoy como Neruda, podrían escribir los versos más oscuros esta noche. Pero también, como otras personas agraciadas, te recordarán siempre todo lo que conseguiste. ¡Que eres fantástico! Que te costó, pero lo hiciste y lo estás haciendo muy bien. Que disfrutaste jugando, aprendiendo a vivir (asignatura en la que siguen progresando ama y aita, según nos contaba esta misma tarde amatxo)…

Ellos, como tu tía Libe, Karlos y tantos…, saben que tu esfuerzo vale la pena, que están seguros de tu talento para transmitir tanto cariño, que te atreviste a ser niño en una enfermedad que no saben encajar los adultos; que mira lo lejos que has llegado en cuanto a todas las casas a las que has entrado a formar parte, a morar en tantos corazones.

· EMPUJANDO COMO NINGUNO · A aitatxo y amatxo le gustaron tus ideas en dos años de pena, rabia, sonrisas, empujando tú como ninguno y seguro de que encontraríais entre todos una solución, una mejor, como ansia el Dr. Jesús en Cruces para todas y todos. Total, todos nos equivocamos para aprender. A tus viejos, les gustaba conocer tu opinión. Aún les interesa. Se preocupan y se ocupan. Aunque sigan esperando más preguntas tuyas, así como respuestas, que esas, hay días en las que no llegan.

Y por lo que nos cuentan, a ti te gusta cómo eran y son. Que estás orgulloso de ellos y se lo dices. Que te gusta cuando sonríen, y lo hacen (aunque la impotencia estire de la cuerda…) y te encanta su compañía, y detestas que les comparen con nadie porque no hay nadie como ellos. Y aunque los tres no podéis ser buenos en todo, para compensarlo hacéis gala de talentos especiales. Los tres especiales, ya solo por el hecho de que no hay nadie como vosotros.

· NO OS EXIJÁIS DE MÁS · Ha pasado un año, pero a los tres os gusta cómo sois. Quien os conoce, empatizantes de la marea naranja, opinamos igual. Porque en estos doce meses habéis mostrado y demostrado aquellos valores que queremos que crezcan en nuestros hijos e hijas: comunicáis confianza, responsabilidad, que si os equivocáis, eso os enseñará a mejorar; que si no permitís algo a alguien, no significa que no queráis a esa persona; que tomar decisiones es confiar en uno mismo…

Y además, Ekaitz, tu padre y tu madre son personas agradecidas y la ciudadanía sensibilizada es consciente de que lo que están haciendo es muy importante para ti y para la cura del cáncer; su gran esfuerzo en días de flaqueza y omnipresentes recuerdos es más fácil cuando vuelven a ti y… échanos un cable para pedirles, como quieras hacerlo, que no se exijan de más, que a nosotros, como a ti, nos gustan así: personas, cotidianas y comprometidas.

Donemos médula. Compartamos lo más grande de nuestra vida. Involucrémonos hasta la médula.

  • Coordinación Trasplantes Araba: 945 00 62 91
  • Coordinación Trasplantes Bizkaia: 94 403 36 01
  • Coordinación Trasplantes Gipuzkoa : 943 00 70 00
  • Más información: infodmo@osakidetza.net
Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: ,

Bilatu