Astelehena,
2024ko Apirilak15

MugaKultura

loader-image
Durango
4:40 am,
temperature icon 13°C
Humidity 100 %
Ráfagas de viento: 5 Km/h

Sarako Trail, la tercera ‘lápida’ para Oier Ariznabarreta

Juan Ignacio Sampedro

Pierre Berekotxea es un ciudadano muy particular de Donibane Lohitzune. Como otros hacen de comerciantes, de funcionarios o salen a la mar en busca de atunes, Pierre organiza eventos deportivos. Y es un maestro, en lo suyo. Su empresa PB-Organisation está presente en medio centenar de carreras al otro lado del Bidasoa. En todas ellas la impronta y el savoir faire de su gente no deja indiferente a nadie.

OierSara2015

El domingo, por décima vez, se celebraba una nueva edición de lo que en principio se llamó Trail Thalaso, hoy Sarako Trail, una de las clásicas de Iparralde. El ojito derecho de Pierre.

Casi setecientos participantes en la línea de salida dispuestos a pelear contra el barro y los 25 kilómetros largos por las colinas cercanas a Sara. Entre todos ellos, alguien que ya fue segundo en su primera aparición en esta carrera, allá por 2102, y que no ha faltado a la cita desde entonces.

Vencedor en 2013 y 2014, ese año con récord incluido, con la victoria de este Domingo de Ramos, Oier Ariznabarreta se ha llevado tres veces seguidas la victoria en el Trail de Sara. Ello quiere decir que, por tercera vez, pone en peligro la amortiguación de la furgona con el peso de ese trofeo particular, una lápida con la que se premia a los ganadores de la villa de la las brujas. “A mi padre le encantan. Así que iré a ver si le traigo otra para su colección”, nos decía días atrás.

Cada Semana Santa, el Trail de Sara marca el inicio de las vacaciones primaverales de Oier y Ederne. Y esta vez no ha sido ninguna excepción. Desde Sara, con la furgo bien cargada, salen sin rumbo premeditado. A desconectar unos días. Por mucho que azote el viento allá a donde se dirijan, no hay temor al balanceo. Esa lápida de Sara es suficiente para evitarlo.

OierSara3

El Lunes de Pascua, ya de vuelta en Durango, y entregada la piedrecita, Oier ha de encarar sus otros objetivos, los retos de la temporada. Ganarse el billete para el Campeonato del Mundo de Duatlon en Australia, la Copa FEDME de Carreras Verticales, el Campeonato RFEA de Carreras de Montaña, con ramificaciones europeas, en las Azores, y mundiales, en Gales-.

Alguna otra incursión al otro lado del Bidasoa puede caer. Pero hasta dentro de un año, en ningún otro sitio le “castigarán” a cargar con la lápida. Eso solo ocurre en “su” carrera. En Sara.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu