Asteartea,
2024ko Apirilak16

MugaKultura

loader-image
Durango
10:37 pm,
temperature icon 11°C
Humidity 97 %
Ráfagas de viento: 28 Km/h

BASICA MENTE | Jon Fernández | La clave de los propósitos es ‘el hoy’

OPINION Jon fernández BASICA MENTE

Jon Fernández

Enero. 2015. Es oficial, estrenamos año. Hay personas que dicen eso de “año nuevo, vida nueva”. Que es como decir “Vale, mundo, voy a mejorar. Voy a dejar cosas atrás que no me gustan. Voy a empezar a hacer eso que se que necesito hacer. ¡Esta vez sí! ¿2014? No sé de qué año me estás hablando. El 2015 es el bueno, ¡sí señor!”

Y, sin embargo, pocas veces nuestros propósitos de nuevo año se quedan en más que intenciones y palabras gritadas heroicamente al viento invernal. Habitualmente, al cabo de un par de meses no solo no hay “vida nueva”, sino que tu nuevo “tú” es clavado al del año pasado. ¿Qué pasa? ¿Dónde fallamos? Pues digamos que somos como magos nóveles, una especie de Harry Potter creciditos. Sabemos lo que queremos conseguir, tenemos la varita a punto, pero formulamos mal los hechizos. Y la “magia” nos sale regular.

PROPÓSITOS MAL FORMULADOS | Las personas que quieren mejorar su físico, puede que se propongan este 2015 lucir tipito en la playa cuando llegue el verano. Los que necesitan los idiomas, a lo mejor se propondrán aprender y dominar el inglés. Los deportistas, conseguir algún éxito o ganar alguna medalla. Son propósitos buenos… pero mal formulados.

Todos ellos están enfocados en la meta y se olvidan del camino. Ignoran el día a día, el proceso, y se centran en el resultado final. La consecuencia es que vivirás enfocado en el futuro, en la ansiada recompensa. Te perderás el presente. Y si te pierdes el presente, te pierdes la vida. Ningún propósito que se pierda el presente te hará feliz.

Cambiemos pues las palabras. Lancemos el hechizo correcto para hacer que nuestra magia funcione. Cambiemos “lucir cuerpo este verano” por “cuidarme como me merezco, cada día.”

Cambiemos “dominar el inglés” por “disfrutar de las clases de inglés, participar, reírme, hacer amigos nuevos y de paso aprender inglés”. Cambiemos “ganar medallas” por “jugar, mejorar y vivir cada entrenamiento”.

propositos

IMAGEN |EPC Esaspequeñascosas.com

PROPÓSITOS DIARIOS | Como dice el entrenador de fútbol Simeone, lo que importa es el “partido a partido”. Es mejor, que nuestros objetivos sean diarios, que los propósitos sean humildes. Alguien que hace cada día las cosas pequeñas bien, inmerso en disfrutar de cada paso, al cabo de un tiempo, puede juntar las piezas y construir un castillo. Si empezamos nuestro primer día pensando en la meta, el camino se nos hará largo y duro. “Demasiado para mí”, diremos. Nos  desanimaremos, lo dejaremos y nuestra autoestima tendrá que cargar con lo que ya habremos archivado en nuestra cabeza como “un nuevo fracaso”.

¿Quieres ser una estrella del rock, salir en la televisión y ganar miles de euros en cada concierto? Vale, como quieras. ¿Quieres ser un buen padre y pasar más tiempo con tus hijos? Bien. ¿Quieres atreverte a hablar con la gente y poder hacer por fin amigos o encontrar pareja? Lógico.

Sea lo que sea, la cuestión es siempre la misma, ¿qué puedes hacer HOY para acercarte a ese propósito?

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu