Ostirala,
2024ko Uztailak12

MugaKultura

loader-image
Durango
11:32 pm,
temperature icon 17°C
Humidity 91 %
Ráfagas de viento: 2 Km/h

CONDENA A UN ERTZAINA | «El ataque del policía a Mitxi y Jon ha supuesto un antes y después en las actuaciones de la Ertzaintza hacia los fotógrafos»

| Condenado un agente autonómico a dos años de cárcel y 8.000 euros de multa por una agresión a dos fotoperiodistas vizcainos

| Aconteció mientras los reporteros gráficos cubrían el partido Athletic – Mirandés de Copa del Rey de 2012

 

Mugalari

«El acto en el que un policía atacó de forma incontrolada a nuestros compañeros Mitxi y a Jon ha supuesto un antes y un después en las actuaciones de la Ertzaintza hacia los fotógrafos», así dispara a través de su objetivo un fotógrafo profesional de la prensa vasca a este diario digital.

Son muchos los compañeros de los dos reporteros gráficos atacados, pero la mayoría prefiere el anonimato al comentar la resolución que ha condenado a un ertzaintza a dos años de prisión y a pagar 8.000 euros por agredir a un fotoperiodista y a otro romperle su cámara de trabajo cuando ambos cubrían el partido de Copa del Rey que enfrentaba al Athletic y al Mirandés disputado en 2012.

«Se nota que han tenido cierta llamada de atención tras una reunión que hubo entre fotógrafos y mandos de los beltzas. Me alegro de que algo haya valido», detalla el compañero de ambas víctimas. Además, quieren hacer hincapié en que «este policía condenado no era como el resto. ¡Hay que diferenciar también eso!».

Bilbao FMI KEPA AGINAKO 6

Ertzainas consuelan a un compañero. | PHOTO | Kepa Aginako

Otro profesional narra una experiencia vivida por él. «Todos nosotros hemos sufrido episodios similares con mayor o menor fortuna. Y salvo casos muy graves como el de Mitxi, no hay nada que hacer. Me alegro de la resolución», apostilla y muestra una fotografía en la que un agente le están agarrando de su equipo de trabajo.

Una periodista narra cómo otro policía autonómico le tiró la cámara al suelo «¡de un guantazo!». Ocurrió en el transcurso de una acción de un grupo local contra la construcción del TAV acontecida en el interior de un batzoki de Bizkaia. En un pueblo anexo al que ocurrieron estos hechos, durante la ocupación de un solar por jóvenes, una cámara digital profesional «dejó de funcionar por arte de magia. Al llevarla a arreglar me dijeron -cuenta un fotoperiodista- que se han dado más casos en los que los cuerpos de policía hacen supuestos ‘barridos’ que algunos pueden llegar a dañar el circuito electrónico de las cámaras de fotos. El arreglo costó 500 euros tras tener que mandar la cámara de Bilbao a Barcelona para su mejora».

Otro vizcaino, en prácticas en el medio Mondraberri aporta un testimonio más. «Hace dos años a mí también me pegaron un guantazo en el teleobjetivo con la mala fortuna de que mi nariz hizo ‘clac’. Después del dolor externo no hubo rotura ni fisura pero el dolor interno seguía y seguía», rememora.

 

| «HECHOS GRAVES» | Tras el ataque de 2012 a los dos fotógrafos que cubrían para un periódico y agencias el Athletic-Mirandés, el Tribunal considera «graves» los hechos denunciados y estima que el agente, «sin necesidad alguna, utilizó la porra para agredir» a uno de los fotógrafos y, luego, provocó la caída de la cámara del otro.

Por la agresión, condena al ertzaina a dos años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, además del pago de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular, por un delito de lesiones con medio peligroso. Asimismo, le obliga a indemnizar al fotógrafo agredido con 15.660 euros, más los intereses, y se declara la responsabilidad civil directa del departamento de Interior del Gobierno vasco.

La Audiencia de Bizkaia también impone al agente una multa de 780 euros por un delito de daños, al haber tirado la cámara del otro fotógrafo. Además, deberá indemnizar a la agencia de fotografía para la que trabajaba con una cuantía de 1.732 euros, más los intereses. Contra la sentencia se podrá interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el plazo de cinco días hábiles.

«Es una sentencia ejemplar -valora un fotógrafo- que ojalá siente precedente y acabe con la impunidad de los excesos policiales. Acciones como esta son el ejemplo gráfico de la criminalización que ha sufrido esta profesión en los últimos años. Me ha reconciliado con la profesión la union del colectivo gráfico en Euskadi. Todavía queda mucho camino por recorrer para conseguir una unión global de todos los agentes implicados en el mundo de la información».

| CASO CABACAS | Este medio ha hecho una ronda de comunicaciones para recoger las reacciones de fotógrafos ante la resolución. Hay muchos que prefieren no hablar, a pesar de que el fallo ha sido positivo como se pedía cuando los profesionales gráficos se personaron ante la Ertzaintza de Iurreta en «huelga de cámaras caídas» en solidaridad de sus dos compañeros. «Hay temor a lo que pueda publicarse y también hay muchos contactos ‘necesarios’ con cuerpos que podrían mermarse a raíz de dar la cara. Es mejor pasar desapercibido, ahora que la resolución ha sido positiva para los nuestros». Aquellos quienes han querido hacer uso de la libertad de expresión y prensa tienen un deseo común más para el inminente año 2015. «Que también se haga justicia con el caso Cabacas», concluyen.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: ,

Bilatu