Asteartea,
2024ko Apirilak16

MugaKultura

loader-image
Durango
1:15 pm,
temperature icon 11°C
Humidity 96 %
Ráfagas de viento: 22 Km/h

BÁSICA MENTE | JON FERNÁNDEZ | Somos lo que somos, mientras ser lo que somos nos vale

 

OPINION Jon fernández BASICA MENTE

Jon Fernández

Somos lo que somos, mientras ser lo que somos nos vale.

 

| EL HOMBRE LOBO |Puede que fuera el “lobo” de la familia, puede que alguien le adjudicara ese papel hace muchos años. Es probable que en casa alguien dijera “Deja tranquilo a este niño, que no sabe nada más que liarla.” Y le dejaron tranquilo, con tal de que él les dejara tranquilos a ellos. Con el tiempo, le encontró ventajas a la soledad y a que algunas personas le temieran. “Si me temen, no se acercan. Y si no se acercan, no me hacen daño” pensó. Y así creció, sin necesitar a nadie, duro como la piedra, inaccesible. Nadie le conoce, nadie le daña. Nadie le acompaña.

 

Pero un día pasa algo. ¿Puede ser la muerte de un familiar muy cercano? Algo así. Y la piel de lobo de repente, no es suficiente. Ya no protege igual, no basta. Le tiran las costuras.

 

El caso es que debajo de la piel de lobo siempre ha habido un ser humano que es sensible y emocional. Está debajo de muchas capas de piel endurecidas. Es el núcleo de una serie de capas que se han ido creando a lo largo del tiempo, para proteger y silenciar a ese ser vulnerable que todos tenemos dentro. Es como su bebé, sincero siempre, necesitado y acallado a menudo. Ahora, con la muerte del familiar, este núcleo-bebé grita y reclama amor para curar las heridas. Para comenzar un duelo, en el que necesitará de los demás para salir adelante. Digamos que siempre necesitó el amor, pero ahora es urgente.

crisalida

www.peoplepainters.com

  

| LA MUDA DE PIEL | Asi que, si está preparado y es valiente, veremos como la primera capa de piel, la de “lobo”, se agrieta y empieza un proceso de desprendimiento, de desnudez, que le llevará a redescubrirse como ser humano. Lo que encontrará debajo no será el núcleo, porque no podemos ir con el núcleo al aire, es delicado y hay que protegerlo. Será otra capa de piel distinta, un poco más antigua. Como los aros de los árboles, como las capas de las cebollas, esta nueva capa, está más cerca del núcleo. De su verdadero yo.

Esto significa que esta capa refleja mejor las necesidades reales de esta persona, que es más auténtica y viva. Los que le miren ahora, estarán más cerca de verle de verdad, sin disfraces, sin máscaras. Pero él se sentirá, perdido, expuesto y vulnerable sin su piel de lobo protectora. La que siempre le cubrió, la que le definió como lo que era: un lobo. Si es capaz de ver que no era más que un disfraz, si se atreve a recibir amor, pagando el precio de poder ser dañado, entonces podrá decir que ha vivido.

* Jon Fernández Sánchez es psicólogo

jonferpsi@gmail.com

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu