Igandea,
2024ko Apirilak21

MugaKultura

loader-image
Durango
9:39 am,
temperature icon 9°C
Humidity 70 %
Ráfagas de viento: 10 Km/h

FALLECIÓ AYER | Un triste Durango despide hoy a Joseba Iriondo, el ‘Jesucristo’ de la Pasión de 1994

I. Gorriti

El pueblo de Durango dará su despedida a Joseba Iriondo esta tarde a las 19.00 horas en la basílica de Santa María de Uribarri. Natural de la villa, aunque residente en Las Palmas de Gran Canaria los últimos años, falleció ayer domingo por la mañana en Durango, municipio al que había regresado contento por el nacimiento de su tercer nieto, Lukas, el pasado jueves del que no se ha separado en sus primeros instantes de vida. Tenía 60 años.

10616200_1551013191787050_8437689619140570606_n

Joseba Iriondo. | PHOTO | Cedida por la familia

Joseba Iriondo era una persona muy popular en Durango, el mayor de cinco hermanos: cuatro varones y una mujer. Fue él quien encarnó el papel de ‘Jesucristo’ cuando se retomó La Pasión de Durango hace ahora justos 20 años. Las crónicas de aquel tiempo recuerdan que él solía decir que lo vivía tanto que ‘se llevaba el personaje a casa’, de tal modo, que llegaba a sufrir.

Lamentó, además, el fallecimiento del actor Constatino Romero, quien es la voz en off de Durangoko Pasiñue. Joseba Iriondo manifestaba las siguientes palabras desde el archipiélago canario.  «El arranque de la función con ese Yo soy el Buen Pastor te pone ya la carne de gallina. Es una entrada fabulosa para La Pasión. También lo es de respeto para quien acude a verla», valoraba quien retomó como ‘Jesús’  la  apuesta teatral también escenificada a finales de los años 60 gracias al durangués Basilio Arana y sus compañeros. La primera función volvió a ponerse en escena en la plaza de Santa Ana de Durango en 1994. La voz de Constantino Romero ya ‘atronó’ durante toda la primera representación de aquella Semana Santa de 1994. «Antes de retomar nosotros La Pasión, Constantino Romero ya tenía el encargo», agregaba Iriondo.

Hombre extrovertido como pocos, era muy conocido cuando décadas atrás junto a sus amigos Piru y Armando daban la campanada en los días de disfraces. Formaba parte de la cuadrilla del txoko Zingilipurka.

Iriondo nació el 20 de mayo del 1954, estudió en Maristak y en el seminario de Aranzazu. De joven, comenzó a jugar a cesta punta, pero le ofrecieron un trabajo en la BBK y mientras compañeros suyos de frontón apostaban por debutar y el sueño americano de los frontone, él prefirió quedarse. Trabajó como jefe de oficina en Elorrio y en Durango. Más adelante, este enamorado de la música de Los Panchos  apostó por un negocio propio de hostelería en Palma de Gran Canaria. «Era muy amigo de todo el mundo, muy conocido. Estamos destrozados», comunica la familia.
Los funerales por su persona se oficiarán esta tarde en la basílica de Santa María de Uribarri a partir de las 19.00 horas.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu