Astelehena,
2024ko Ekainak17

MugaKultura

loader-image
Durango
4:58 pm,
temperature icon 29°C
Humidity 43 %
Ráfagas de viento: 5 Km/h

AGUR, EKAITZ! | Fallece el niño durangués que luchó por un trasplante de médula para él (y todos sus compañeros)

Iban Gorriti

Esta mañana ha fallecido Ekaitz, el niño de Durango de 6 años que ha luchado dos años contra el cáncer. Él mismo cuando se vio recuperado de salud salió a la calle a pedir donantes de médula -foto que publicamos en color; nos negamos a ponerla en blanco y negro- y llegó a emocionarnos con una frase que le salió del corazón cuando volvió a empeorar: «Otros niños estarán pidiendo ahora médula para mí en la calle».

Ekaitz

Ekaitz recogiendo firmas para «salvar vidas». | PHOTO | Cedida por la familia

¡Mierda! ¡Hostias! ¡Hasta los cojones de la muerte! ¡Hasta los ovarios del cáncer! Injusto. ¡Los niños son intocables! ¿La muerte por qué ‘mal-juega’ con ellos y ellas? Agur, Ekaitz! Disculpa los tacos, pero si no lo decía no podía empezar a escribirte un poco más tranquilo.  Ahora, informo: Esta mañana ha fallecido aquel niño que a los periodistas nos convirtió los pelos de los brazos en estacas de impotencia. Ekaitz. Es volver a ver su foto y los ojos estallan. Por otro lado, quienes le han conocido, le dan las gracias por haber tenido esa suerte, aunque haya sido a modo de afluente, porque no ha llegado a poder ser río, como el que veía a diario al salir de su casa.

Regreso a un texto de tiempo atrás, cuando su super-amatxo Susana y su super-aita Iñaki junto con toda la familia a una daban a conocer la necesidad de Ekaitz. «Hay quien se pasa la vida creyendo en ángeles que no ve. La religión que alguien inventó es así. ¡Si existen, debían aparecer ya! Una razón: La familia de Ekaitz los busca en cada soplo. En cada pestañeo. Son de Durango. Ekaitz es un chaval vital, una ‘tormenta’ -significado de su nombre- desatada de vida de tan solo 5 años. Días atrás, recuperado de un cáncer, de su leucemia linfoblástica se tiró a la calle a pedir donación de médula para otros niños y niñas como él. No lo dudó. Con cinco años es consciente de que la donación salva vidas. La no donación: mata. Así de triste y de cruel», escribíamos e íbamos más allá: «Y, por desgracia, lejos de los supuestos ángeles, como los que dibujó Murillo, volvió a recaer días después, a tener, a ser cáncer. Ingresado, inocente, dijo a su familia que no se preocupara porque «otros niños estarán pidiendo ahora médula para mí en la calle», uno lo escribe y se le ponen los pelos de punta ante el ordenador. Se le encoge el alma, si aún nos queda algo de él en una sociedad de silencio y de palmas en la espalda».

Sí, Ekaitz, seguro que hay más niños y niñas recogiendo firmas para otras niñas y niños. Tu familia se ha emocionado con que tus últimos deseos fueran tan simples como «jugar», «jolastu», «jugar»… y en tu Durango, lejos de aquel Madrid. Te cuento: hoy ha escrito tu tío el rockero una frase que emociona de nuevo «por muy corto que sea el camino, el que pisa fuerte deja huella». En mi caso, ni me dio tiempo a conocerte y no sabes qué ‘txiribueltas’ de mierda me recorren por dentro de mi cuerpo porque tu foto no se me borrará nunca de la retina y lo digo porque como yo seguro que le ocurre lo mismo a cuantos y cuantas la vieron en su día o la descubren hoy.

Hoy te veo vestido en una foto con una camiseta del grupo de música Zebel de Durango que bien conoces. De nuevo, tormenta, torbellino, huracán… a la postre, niño. Y la imagen nos saca la sonrisa. Algo positivo porque preferimos todos no decir adiós.  Nunca dejaremos que las personas más cercanas a nosotros se vayan. Nos las llevamos con nosotros a donde vayan, a jugar, jolastera, solo a jugar…

………………

Cómo donar médula ósea para salvar vidas

 

La persona solidaria que quiera donar médula ósea debe seguir tres pasos:

1.- La primera, «querer salvar una vida», informa la familia de Ekaitz.

2.- La segunda: Llamar al centro de coordinación de trasplantes de Bizkaia, al teléfono 94 403 36 01. «Ellos te darán cita y te enviarán información», matizan.

3.- Y, tercero: «Acudir a la cita donde te harán una pequeña entrevista y si estás de acuerdo firmarás el consentimiento y te harán un simple análisis de sangre».

 

EKAITZ 2

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Bilatu